Aleteia

¡Basta!, un fuerte clamor tras presunta “masacre” indígena en la Amazonia

ANDRESSA ANHOLETE / AFP
Comparte
Comenta

Una nueva denuncia sobre la muerte de un grupo de indígenas aislados genera fuertes críticas

La denuncia fue dura y volvió a generar indignación en varios sectores de la sociedad brasileña. En las últimas horas trascendió que el Ministerio Público Federal de Amazonas está investigando desde el mes de agosto la muerte de un grupo de indígenas no contactados que habitan la región del río Jandiatuba, en Valle do Javari.

La investigación fue a pedido de la Fundación Nacional del Indio (Funai) de Brasil, organización que se encarga de defender los derechos indígenas en el país. Surgió luego de haber escuchado a presuntos buscadores de oro (garimpeiros) que en una conversación informal de jactaban del ataque y mostraban los presuntos “trofeos”.

Otra de las organizaciones que no es ajena a lo acontecido con los indígenas es Survival, que pudo constatar gracias a Funai, que entre los muertos hay mujeres y niños, además de establecer que el hecho se produjo en la zona conocida como la “frontera amazónica de los no contactados”.

A nivel del Parlamento brasileño esta situación generó indignación y hasta se mencionó la palabra “genocidio”.  “Tenemos que hablar del genocidio contra los indígenas de las comunidades aisladas que habitan la Amazonia”, afirmó la senadora Regina Souza ante el Plenario de la Cámara alta, reproduce ANSA.

“Este gobierno está desmontando la protección de los indígenas, está cerrando los frentes de acción de la Funai en la Amazonia”, prosiguió la parlamentaria, indica la agencia.

Pero la indignación no solo se produjo a nivel parlamentario.  En las últimas horas también se expresó de forma crítica el Consejo Indigenista Misionero de Brasil –vinculado a la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB)- al expresar su preocupación por los hechos denunciados, al tiempo de recordar algunas medias anti-indígenas del gobierno de Michel Temer y hacer un llamado a que se termine con el “genocidio de los pueblos indígenas”.

 

 

De momento, la investigación sigue su cauce y se está tratando de llegar a la verdad con respecto a lo acontecido con estos indígenas, aspecto que pone en riesgo la propia supervivencia de las tribus, a través de las evidencias pertinentes.

No es la única polémica vinculada a la Amazonia y Brasil en los últimos tiempos. Hace algunas semanas fue tema de intenso debate la Reserva Nacional del Cobre y Asociados (Renca) y la posibilidad de que un vasto territorio del tamaño de Dinamarca quedara en manos de la explotación minera.

En ese caso, luego de fuertes presiones a nivel interno, instancia que incluso tuvo la voz de representantes de la Iglesia, quedó trunca y el decreto en suspenso.

“Mi otro brazo”

En innumerables ocasiones el papa Francisco se ha referido a la importancia de la Amazonia para el futuro de la humanidad. Por ejemplo, en su encíclica Laudato Si, así lo considera. Pero en los últimos días, durante su visita a Colombia, el Papa también hizo referencia a ella durante su mensaje a los obispos en la ciudad de Bogotá.

En esa oportunidad, Francisco recordó la sabiduría de los pueblos originarios, respetuosos de la naturaleza, y quienes para referirse a la expresión “amigo” suelen decir “mi otro brazo”.  “Sean por lo tanto el otro brazo de la Amazonia”, les dijo Francisco a los obispos colombianos.

Mientras tanto ahí están los pueblos aislados indígenas, los más indefensos y vulnerables antes todas estas cuestiones. Ellos merecen respeto y que se terminen de una vez por todas estas viles actuaciones. Por ende, urge como un clamor la palabra “basta”.

 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día