Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Quería poner fin a su vida, pero el Papa le hizo cambiar de idea… ¿Qué le dijo?

© Antoine Mekary/ALETEIA
Pope Francis General Audience April 26, 2017 © Antoine Mekary / ALETEIA
Comparte

Sufrió un ataque con ácido, una palabra amable del papa Francisco en su viaje a Colombia salvó la vida de una mujer

Un encuentro excepcional con una mujer que había sufrido un ataque con ácido lo cambió todo:

Consuela Cordoba planificó poner fin a su vida con la ayuda de un médico bajo las leyes de eutanasia colombianas, aunque cuando se reunió con el papa para pedirle permiso, él se negó a dárselo.

“Eres muy valiente y muy hermosa”, le dijo, provocando en ella un cambio de perspectiva instantáneo.

Consuela fue herida en el 2000 cuando su expareja Dagoberto Esuncho le arrojó ácido en la cara.

“Tenía unos dientes perfectos, era muy hermosa. Pero ahora estoy destrozada”, dijo en una entrevista en 2012.

“He pensado en suicidarme. Me pregunto ¿por qué vivir? Con una vida como la que tengo, ¿para qué?”.

Ha pasado por 87 operaciones y necesita tubos en sus orificios nasales para respirar. También puede comer alimentos líquidos y tiene que llevar una faja corporal constantemente. Después de que hace poco fuera diagnosticada una infección cerebral, ella y su médico acordaron poner fin a su vida el 29 de septiembre.

Pero lee aquí lo que sucedió.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.