Aleteia

Papa en Cartagena sufre golpe en el rostro en el papamóvil

PapaFrancisco en Cartagena sufre un golpe en Papamóvil ©Aleteia/MarkoVombergar
Comparte
Comenta

En la nunciatura apostólica había dicho: “El Papa es vulnerable, solo Dios es invulnerable”. Su vestido blanco se mancha de sangre y ahora está en la casa de Lorenza, una mujer pobre que le dará hospitalidad

“Quien no vive para servir, no sirve para vivir”, dice el Papa Francisco y así continua donándose a la gente de Cartagena no obstante se haya golpeado el rostro y luce un ojo algo hinchado, el izquierdo. El accidente ocurrió en su traslado en papamóvil en el barrio más pobre de Cartagena. El Papa se esmeró por atender los brazos abiertos de un niño que le saludaba e hizo todo lo posible por alcanzarlo, en ese momento se golpeó con el vidrio del papamóvil mientras hacía su recorrido. El médico Francisco Holguín encargado de medicar al pontífice le limpió la herida y lo controló.


El vestido del Pontífice se manchó de gotas de sangre y los hombres de seguridad alarmados se acercaron. La mantillina (esclavina) manchada será cambiada cuando llegue a la Casa Santuario de San Pedro Claver en Cartagena. Francisco  no le ha dado mucha atención a su propia persona y siguió dando toda su atención a los habitantes de este barrio de afro descendientes, marginado y necesitado. En este momento se encuentra en la casa de Lorenza, una mujer pobre que acoge a su Santidad. Ella probablemente pondrá hielo (como usan las abuelas costeñas cuando los niños se golpean) en el rostro del Papa.

“Me dieron una puñada, estoy bien” dice, el Papa Francisco, sin perder el buen humor ante las preguntas de los reporteros que le preguntaban cómo se encontraba.

“Como se pudo ver durante la celebración del Ángelus, el Santo Padre está bien”, dijo el director de la Sala de Prensa, Greg Burke, a los periodistas en Cartagena (Colombia). Burke informó que el Sucesor de Pedro tuvo una lesión en el pómulo y en la ceja. “Fue aplicado hielo y luego le desinfectaron la herida y le pusieron la tirita”. “El plan de viaje continúa sin cambios”, constató.

 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día