Aleteia

La madre que reza por su hijo sacerdote

Comparte
Comenta

El papa Francisco escuchó el testimonio de laicos, sacerdotes y religiosos en La Macarena

“Tener un hijo sacerdote es una bendición de Dios”, así comenzó María Isabel su testimonio este sábado en el centro de eventos La Macarena.

María Isabel es madre de un joven sacerdote colombiano y contó cómo “la familia es el primer semillero de vocaciones”.

“Nuestra familia lo sigue acompañando con la oración”, afirmó ante miles de personas que se acercaron al lugar para acompañar al Papa Francisco durante este encuentro tan especial.

María Isabel también contó cómo junto a un grupo de madres de sacerdotes y seminaristas se reúnen desde hace 24 años para orar por la perseverancia de sus hijos en su vocación.

“Le pedimos muchas bendiciones a hijos sacerdotes y a nuestros hogares”, concluyó esta madre, un ejemplo y fiel representante de las madres que rezan por sus hijos sacerdotes.

Las palabras de María Isabel se produjeron después de otros dos testimonios de una joven consagrada y un sacerdote, la madre Laidy de San José y el padre Felipe respectivamente,  quienes también lograron emocionar a los presentes con sus palabras.

 

“Todos coincidirían en la experiencia de Jesús que sale a nuestro encuentro, que nos primerea y que de ese modo nos ha captado el corazón”, sostuvo minutos después Francisco ante esos testimonios.

El encuentro de este sábado en La Macarena fue el último de Francisco en Medellín, quien ingresó al lugar también en medio de una fuerte ovación y hasta de alguna situación que despertó la risa de los presentes.

 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día