Aleteia

Una oración de Madre Teresa de Calcuta para aprender a sonreír la vida

Shutterstock
Comparte

Que mi rostro dé testimonio diariamente de la alegría que tú me brindas.

Señor, renueva mi espíritu y dibuja en mi rostro
sonrisas de gozo por la riqueza de tu bendición.

Que mis ojos sonrían diariamente
por el cuidado y compañerismo
de mi familia y de mi comunidad.

Que mi corazón sonría diariamente
por las alegrías y dolores que compartimos.

Que mi boca sonría diariamente
con la alegría y regocijo de tus trabajos.

Que mi rostro dé testimonio diariamente
de la alegría que tú me brindas.

Gracias por este regalo de mi sonrisa, Señor.
Amén.

Madre Teresa de Calcuta

Artículo originalmente publicado por Oleada Joven

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.