Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 28 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa en Colombia: Miren a excluidos y marginados, aprendan de ellos y de sus sufrimientos

Alberto Pizzoli / AFP

Pope Francis is hugged by a boy during his meeting with Colombian President Juan Manuel Santos (L) at the Nariño presidential palace in Bogota on September 7, 2017. Pope Francis holds an open-air mass Thursday in Colombia and meets with its Nobel Peace Prize-winning president to cheer the country on its march towards reconciliation after a half-century war. / AFP PHOTO / Alberto PIZZOLI

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 07/09/17

Francisco invitó a los colombianos a formar una sociedad de esperanza, amor y reconciliación desde la justicia, desde la inclusión de los más pobres, y un proyecto de país no sólo hecho por algunos “pura sangre”.

“Los animo a poner la mirada en todos aquellos que hoy son excluidos y marginados por la sociedad, aquellos que no cuentan para la mayoría y son postergados y arrinconados. Todos somos necesarios para crear y formar la sociedad. Esta no se hace sólo con algunos de «pura sangre», sino con todos”.

Lo  dijo el Papa Francisco en su segundo día en Bogotá en el marco de su viaje apostólico a Colombia este jueves 7 de septiembre de 2017 en el encuentro con las autoridades en la Plaza Presidencial de Bogotá y la visita de cortesía al presidente de la República de Colombia.

“Y aquí radica la grandeza y belleza de un país, en que todos tienen cabida y todos son importantes. Como estos chicos que con su espontaneidad han hecho más humana esta ceremonia”, manifestó señalando a los chicos del coro que le rodearon apenas lo vieron.

Francisco recordó  el lema del país: «Libertad y Orden». En estas dos palabras se encierra toda una enseñanza. Los ciudadanos deben ser valorados en su libertad y protegidos por un orden estable.

“No es la ley del más fuerte, sino la fuerza de la ley, la que es aprobada por todos, quien rige la convivencia pacífica”.

“Se necesitan leyes justas que puedan garantizar esa armonía y ayudar a superar los conflictos que han desgarrado esta Nación por décadas”.

Las leyes para todos para “ordenar la sociedad”, pero también para “resolver las causas estructurales de la pobreza que generan exclusión y violencia”.

“Sólo así se sana de una enfermedad que vuelve frágil e indigna a la sociedad y la deja siempre a las puertas de nuevas crisis. No olvidemos que la inequidad es la raíz de los males sociales (cf. ibíd., 202)”.

En esta perspectiva, animó a los colombianos y sus autoridades “a poner la mirada en todos aquellos que hoy son excluidos y marginados por la sociedad, aquellos que no cuentan para la mayoría y son postergados y arrinconados”.

Y, por favor, les pido que escuchen a los pobres, a los que sufren. Mírenlos a los ojos y déjense interrogar en todo momento por sus rostros surcados de dolor y sus manos suplicantes. En ellos se aprenden verdaderas lecciones de vida, de humanidad, de dignidad”, sostuvo antes de terminar.

El Papa citó al Nobel Gabriel García Marquez para que la vida gane sobre todas las circunstancias. «Trabajar por una «una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad”. (Discurso de aceptación del premio Nobel, 1982).

El Pontífice se despidió asegurando que tiene en su corazón a todos los colombianos y en su oración. “Rezo por ustedes, por el presente y por el futuro de Colombia”.

Fiesta en Bogotá

El Papa Francisco dejó esta mañana la Nunciatura Apostólica donde dormirá en sus cuatro días en Colombia. Un río de gente por las calles lo saludó y ánimo a cada paso del papamóvil.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, recibió al Papa en la Plaza de Armas de la “Casa de Nariño”.  Se trata de una visita estricta al protocolo. No política. En cada país el Sumo Pontífice saluda al presidente del país en calidad de Jefe de Estado del Vaticano.

El recibimiento fue imponente entre honores militares, el himno y un breve concierto con una orquesta sinfónica. El solista cantaba a la paz.

Mientras que el Papa caminaba por el tapete rojo una niña se dirigió a él para saludarle con espontaneidad, así como la seguridad fue sorprendida por un hombre que se arrodilló ante el Papa  para luego exultar.

Los niños del coro con pañuelos blancos animaron la ceremonia y rompieron filas para rodear a Francisco emocionados.

Los primeros en saludar fueron a los infantes en sillas de ruedas y enfermos. Un chico con síndrome de down se robó el show con su abrazo al obispo vestido de blanco.

En la Plaza de Armas encontró a las autoridades políticas y religiosas, el Cuerpo Diplomático, empresarios y representantes de la sociedad civil y de la cultura.

El Papa hizo su entrada al Palacio Presidencial y realizó un discurso de unidad para nación donde la base sean los históricamente excluidos. En el contexto de un país con más de 7.500.000 de víctimas del conflicto armado y más de 50 años de guerra.

Francisco no mencionó en ningún momento a los grupos armados o la desmovilizada, recientemente, Farc. Sin embargo, confirmó que el trabajo por la paz está siempre abierto. “Una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos”.

El Papa que trae fe 

A continuación, otros puntos del primer discurso del Papa a las autoridades de Colombia.

El Papa destacó que visita la Nación en un “momento particularmente importante de su historia”.

La fe es el primer punto remarcado por el Papa: “Vengo a Colombia siguiendo la huella de mis predecesores, el beato Pablo VI y san Juan Pablo II y, como a ellos, me mueve el deseo de compartir con mis hermanos colombianos el don de la fe”.

Igualemente la esperanza que palpita en el corazón de todos. Sólo así, con fe y esperanza, se pueden superar las numerosas dificultades del camino y construir un País que sea Patria y casa para todos los colombianos.

Colombia bendecida por Dios

El papa Francisco animó a los colombianos a ver a su nación como “bendecida  muchísimas maneras; “la naturaleza pródiga” e invitó a respetar por su gran “biodiversidad”, el segundo al mundo, reiteró.

“Qué bueno ha sido el Señor (cf. Sal 33,9) al regalarles tan inmensa variedad de flora y fauna en sus selvas lluviosas, en sus páramos”, dijo.

Recordó antes las autoridades públicas la olvidada región de Chocó, “los farallones de Cali o las sierras como las de la Macarena”, entre otros  lugares.“Igual de exuberante es su cultura; y lo más importante”,

El tesoro de Colombia: Su gente 

Francisco ha sido recibido con tanta calidez en las calles y en las 36 horas que lleva en el país. Así manifestó que “Colombia es rica por la calidad humana de sus gentes, hombres y mujeres de espíritu acogedor y bondadoso; personas con tesón y valentía para sobreponerse a los obstáculos”.

El Pontífice subrayó su “aprecio por los esfuerzos que se hacen, a lo largo de las últimas décadas, para poner fin a la violencia armada y encontrar caminos de reconciliación”.

La esperanza la puso igualmente en los pasos dados por la nación y que  hacen crecer “en la convicción de que la búsqueda de la paz”.

“Trabajo que nos pide no decaer en el esfuerzo por construir la unidad de la nación y, a pesar de los obstáculos, diferencias y distintos enfoques”, aseguró.

Persistió en la cultura del encuentro que “exige colocar en el centro de toda acción política, social y económica, a la persona humana, su altísima dignidad, y el respeto por el bien común”.

El mensaje es por un país que sane su heridas para que la cultura del encuentro sea un “esfuerzo” que “nos haga huir de toda tentación de venganza y búsqueda de intereses sólo particulares y a corto plazo”.

Cuanto más difícil es el camino que conduce a la paz y al entendimiento, más empeño hemos de poner en reconocer al otro, en sanar las heridas y construir puentes, en estrechar lazos y ayudarnos mutuamente (cf. Exhort. ap. Evangelii gaudium, 67).

En la diversidad está la riqueza

“Pienso en aquel primer viaje de san Pedro Claver desde Cartagena hasta Bogotá surcando el Magdalena: su asombro es el nuestro. Ayer y hoy, posamos la mirada en las diversas etnias y los habitantes de las zonas más lejanas, los campesinos”.

Francisco remarcó la opción por los más “los más débiles, en los que son explotados y maltratados, aquellos que no tienen voz porque se les ha privado de ella o no se les ha dado, o no se les reconoce”.

La mujer colombiana y la familia 

También “detenemos la mirada en la mujer, su aporte, su talento, su ser «madre» en las múltiples tareas. Colombia necesita la participación de todos para abrirse al futuro con esperanza”.

“La Iglesia, en fidelidad a su misión, está comprometida con la paz, la justicia y el bien de todos”, dijo.

Los valores del evangelio muy presentes en Colombia aseguró servirán para la  defender la vida y la “construcción de una sociedad libre de violencia”.

“Además, no podemos dejar de destacar la importancia social de la familia, soñada por Dios como el fruto del amor de los esposos, «lugar donde se aprende a convivir en la diferencia y a pertenecer a otros» (ibíd., 66)”

Escuchar a los pobres: No más Cien años de soledad

“Es mucho el tiempo pasado en el odio y la venganza… La soledad de estar siempre enfrentados ya se cuenta por décadas y huele a cien años; no queremos que cualquier tipo de violencia restrinja o anule ni una vida más».

Y quise venir hasta aquí para decirles que no están solos, que somos muchos los que queremos acompañarlos en este paso; este viaje quiere ser un aliciente para ustedes, un aporte que en algo allane el camino hacia la reconciliación y la paz”, concluyó.

Santos: «Por más de medio siglo nos resignamos a la venganza»

“Le damos la bienvenida no sólo en nombre de 49 millones de personas, sino también como uno más y desde el fondo de mi corazón inspirado en sus palabras y en su ejemplo”, sostuvo el mandatario colombiano.

Gracias por venirnos a acompañar en un momento único para el país y para venirnos a confirmar en la fe y en el amor”, dijo el presidente a Francisco.

El jefe de Estado realizó un discurso dirigido a remarcar el perdón y el acompañamiento del Sucesor de Pedro en dar ‘el primer paso’ hacía la reconciliación.

Así, nombró el acuerdo con las Farc, con el cual la guerrilla más beligerante y antigua de América Latina ha depuesto las armas. “Necesitamos vencer los odios con la fuerza del amor”. Renovar actitudes de encuentro: “Memoria, coraje y esperanza”, remarcó. “Bienvenido caminante de la paz”, concluyó.  Para luego estrechar la mano del Papa.

Tags:
colombiapapa franciscopazviaje apostólico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.