Aleteia

Todo lo que siempre quisiste saber sobre el santuario de Jasna Góra, los monjes paulinos y la Virgen Negra

MATKA BOŻA CZĘSTOCHOWSKA
EAST NEWS
Comparte

¿Sabías que la Virgen Negra tiene «hermanas»? ¿O que fue arrestada? ¿O que ha recibido el Premio Nobel?

Si preguntaras a cualquier polaco en la calle quién es Nuestra Señora de Czestochowa, respondería sin dudar que es la Reina de la nación polaca, Nuestra Madre y Señora de los Milagros, al igual que el santuario de Jasna Góra es la capital espiritual de Polonia. Pero ¿qué más sabemos los polacos y el resto del mundo sobre este lugar único?

Personalmente, hace poco que investigué la historia del santuario de Jasna Góra y Nuestra Señora de Czestochowa, con motivo del 300 aniversario de la coronación de la imagen. ¡Y esto es lo que he podido descubrir!

¿Cuántos vestidos tiene Nuestra Señora de Czestochowa?

Como corresponde a una auténtica dama, Nuestra Señora de Czestochowa tiene una serie de revestimientos a modo de vestido. Su armario o, mejor dicho, el tesoro del santuario de Jasna Góra, contiene una serie de “trajes” minimalistas, aunque estilosos y de calidad premium.

Hay once de estos vestidos, cada uno con su propia historia particular y cada uno para una ocasión especial diferente. Entre ellos encontramos el Vestido de Encomienda, compuesto con unos 9 kilos de ámbar y taraceado con mil diamantes; un vestido hecho de semillas, un Vestido de Comandante –una ofrenda votiva de los generales polacos de la Segunda República, compuesto con una serie de distinciones y órdenes–. También está el más famoso, el Vestido Millennium, con un bordado azul y con motivos de lirios.

¡Una auténtica ermita les hemos hecho!

Aunque Jasna Góra, con sus miles de peregrinos, apenas evoca en la mente la imagen de una ermita, los monjes paulinos que residen en el monasterio son una orden religiosa que deriva del movimiento eremita. Juan Pablo II bromeó sobre ello al final de la Sexta Jornada Mundial de la Juventud, dirigiéndose a los jóvenes del mundo:

¿Sabéis cómo se les llama a los padres y hermanos de hábito blanco que ocupan el santuario de Jasna Góra? Se les llama paulinos, hijos de san Pablo, el primer ermitaño. Son los hijos de san Pablo el ermitaño y ellos mismos son ermitaños, ¡una auténtica ermita les hemos hecho!

¡En el hogar de una Madre!

Cuando en agosto de 1991 se anunció que la Sexta Jornada Mundial de la Juventud tendría lugar en Czestochowa, se inició un debate sobre el lugar del evento. Al principio, los lugares potenciales eran la pradera en el lado oeste del santuario o un antiguo aeródromo militar en Rudniki…

Juan Pablo II decidió que la juventud se reuniera en la plaza justo delante del santuario, lugar de numerosos acontecimientos históricos, incluyendo actos de encomienda a Nuestra Señora. Según observó el pontífice: “Estaremos apretados, pero cómodos y como en casa, ¡como en el hogar de una Madre!”.

Como resultado, los jóvenes del mundo entero estuvieron muy cerca del corazón de la Madre. Según recuerdan los participantes del encuentro, nunca había habido tantísima gente en el santuario, algunos incluso se subieron a los árboles cercanos…

El Premio Nobel para la Virgen María

La historia de dejar en el santuario regalos de agradecimiento por las gracias obtenidas se remonta al siglo XV. Siguen colocándose regalos en los muros de la capilla que alberga a la imagen milagrosa. Además, se recogen en el tesoro de Jasna Góra, que ofrece una curiosa lección de historia sobre la nación polaca.

El tesoro da cobijo a numerosas vestiduras y vasijas litúrgicas, incluyendo una custodia ofrecida por el rey polaco Segismundo I el Viejo, obras de arte preciosas, joyas de varias épocas e incluso un rosario de la reina Bona. También hay artículos cotidianos, como una copa de oro y un reloj donado por el rey Juan III Sobieski, un bolígrafo del escritor Henryk Sienkiewicz y la medalla del Premio Nobel de la Paz concedida al expresidente polaco Lech Wałęsa.

Otros regalos son valiosos no por su valor material, sino por su historia. Por ejemplo, supervivientes de campos de concentración trajeron a Nuestra Señora rosarios hechos de pan y una corona de espinas hecha de alambre de espino.

Tienen un significado especial las ofrendas votivas de los supremos pontífices: una custodia de Juan XXIII, un cáliz de Pablo VI, una rosa de oro de Juan Pablo II y una estola manchada de sangre que llevaba el papa polaco en el momento de su intento de asesinato.

Una Mujer arrestada por sus viajes

Aunque Jasna Góra ha sido durante décadas el destino de numerosas peregrinaciones desde el mundo entero, tendemos a olvidar que Nuestra Señora de Czestochowa también ha estado muchos años viajando a lo largo y ancho de Polonia. Todo comenzó el 26 de agosto de 1957, el momento del conocido como “beso sagrado”, cuando la réplica tocó la Imagen Milagrosa.

Luego, durante 23 años, la copia de la imagen visitó todas las parroquias polacas, aunque a algunas de ellas solo llegó… el marco de la imagen. Y es que, por absurdo que suene, el 4 de septiembre de 1966 Nuestra Señora fue “arrestada” por el entonces régimen comunista y se le prohibió su desplazamiento hasta 1972. En mayo de 1985, tuvo lugar otra etapa de visitas y ha continuado hasta hoy día.

¿Sabías que la Virgen Negra tiene «hermanas»?

Nuestra Señora de Czestochowa no es la única Virgen Negra. En todo el mundo hay otros iconos negros de la Santísima Virgen María. Uno de los más populares es La Moreneta, Nuestra Señora de Montserrat, en Cataluña, que es de piel morena.

Además, algunos dicen que gracias a la similitud entre las dos imágenes, a los catalanes a veces se les conoce como “los polacos” por otros residentes de la Península Ibérica.

¡Milagros sorprendentes!

Personas curadas de sus enfermedades, conversiones, la gracia de ser padre o incluso despertar de entre los muertos son algunos de los milagros que componen la larga lista de los sucedidos a través de la intercesión de Nuestra Señora de Jasna Góra. Por suerte, los monjes paulinos han llevado un registro de todos los sucesos milagrosos desde 1402.

Muchas personas acuden con documentación médica o testimonios como testigos. El milagro más espectacular tuvo lugar a comienzos del siglo XVI, cuando una madre y dos de sus hijos resucitaron de entre los muertos delante de la imagen de Nuestra Señora de Czestochowa. Del suceso da testimonio una pintura expuesta en la sección del santuario que conecta la basílica y la capilla de la Imagen Milagrosa.

Los abundantes archivos del santuario contienen hasta 30 testimonios de personas que resucitaron de entre los muertos por la intercesión de la Señora de Czestochowa. Todos estos sucesos tuvieron lugar hace siglos. ¿Quiere decir esto que nuestros ancestros eran personas de mayor fe?

Artículo original de la edición polaca de Aleteia

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.