Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Cuando el arcángel San Miguel aplastaba al demonio con la cara de un papa

RENI - VELAZQUEZ
Public Domain
Comparte
Comenta

Sorpresa e indignación cuando se descubrió que el diablo tenía la cara del futuro Inocencio X

Quizás muchos hayamos visto alguna vez la famosa obra de Guido Reni, “San Miguel aplastando el demonio”, que se encuentra en Santa María de la Concepción (Roma), una maravillosa pintura donde el famoso artista de la primera mitad del siglo XVII puso toda su alma, a pesar de las muchas dificultades técnicas, para representar al ángel con una belleza extraordinaria, etérea y sobrehumana. Como lo dijo él mismo, “una belleza que el cielo o la tierra no pueden encontrar nunca”.

Este cuadro fue encargado por el cardenal Barberini, una de las dos más importantes y nobles familias de la Roma de la época. La otra era la familia Pamphilii, y entre las dos no existían muy buenas relaciones. Los Pamphilii también tenían un cardenal en la familia, Giovanni Battista Pamphilii, y ansiaban que un día pudiera llegar a poseer el poder temporal.

Se dice que el cardenal Pamphilii, había difamado al artista dañando gravemente su reputación, por lo cual Reni, resentido, decidió vengarse del cardenal. Cuando la obra fue terminada y presentada al público, todos quedaron asombrados por la perfección y hermosura de aquel ángel, pero también se maravillaron al ver el rostro del demonio, encontraron un cierto parecido, a decir bastante, con el cardenal Pamphilii.

Public Domain
El Arcángel Miguel Derrotando a Satán, 1635 - Guido Reni en Santa Maria della Concezione dei Cappuccini, Roma

Ante esta situación, fueron enseguida a pedirle una explicación, a lo que el artista replicó: “Es verdad que la belleza del paraíso nunca tuve la oportunidad de encontrarla, pero al diablo sí que lo vi directamente a la cara, y es así como lo he pintado. Por lo tanto, no lo cambio”. Y la burla se agravó con el tiempo, al convertirse el cardenal Pamphilii en papa Inocencio X.

Esta es la iglesia donde se encuentra la famosa pintura. Una iglesia muy estremecedora, famosa por su cripta llena de cráneos humanos:

Nuestra Señora de la Concepción de los capuchinos

Via Vittorio Veneto, 7, 00187 Roma, Italia

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.