Aleteia

Cesa el fuego entre el gobierno y el ELN, pero luego de la visita del Papa

Comparte

La fecha prevista para el cese al fuego y de hostilidades bilateral será el 1 de octubre; la Iglesia verificará el proceso

“Hoy, 4 de septiembre, exactamente 5 años después de que anunciamos el acuerdo marco con las Farc que nos condujo a la paz con esa organización guerrillera, vamos a firmar en Quito, después de intensas negociaciones que terminaron esta madrugada, un acuerdo para declarar un cese al fuego y de hostilidades bilateral con el ELN”, expresó el presidente Juan Manuel Santos, quien confirmó que “entrará a regir el próximo 1 de octubre”.

En ese sentido, Santos aclaró que “la vigencia inicial será de 102 días”, por lo que se extenderá hasta los primeros días de enero de 2018 y “se irá renovando en la medida que se cumpla con los avances”.

El mandatario colombiano también hizo referencia en su anuncio a la inminente visita del papa Francisco –que pisará suelo colombiano en poco más de 48 horas-  y señaló que el país “lo recibirá con una gran noticia que lo alegrará”.

“El Papa llega entonces en un momento único de nuestra historia, cuando volteamos la página de un conflicto absurdo y encaramos con ilusión el futuro”, expresó Santos.

 

 

El anuncio de este lunes llega en un contexto de incertidumbre y en medio de noticias que complicaban la posibilidad de este paso, entre ellas la confirmación de algunos atentados en los últimos días en oleoductos, además de la muerte de un ciudadano ruso que había sido secuestrado por el propio ELN hace seis meses.

Sin embargo, a pesar de las dificultades, las negociaciones continuaron en Quito, ciudad que alberga el nuevo ciclo de diálogos, y se logró establecer una medida que era deseada y hasta puesta sobre la mesa para que sucediera antes de la llegada de Francisco a Colombia.

Para ello se dejaron establecidos una serie de compromisos tanto del gobierno como del ELN, que incluye entre otras cosas mejoras en el sistema de Alertas Tempranas -vinculado a atentados y muerte de líderes sociales- de parte del Gobierno, además de dejar de lado medidas -de parte del grupo guerrillero- como el secuestro, sabotaje a infraestructuras, etcétera.  

No obstante, más allá de que el anuncio parezca auspicioso, el país tendrá que esperar hasta luego de la visita para que el cese al fuego sea una realidad, aunque también se señaló la intención de bajar la intensidad del conflicto desde este lunes.

https://twitter.com/ELN_Paz/status/904744263556194304

Por su parte, Iglesia de Colombia -que ha estado siguiendo de cerca el proceso en de avances en los diálogos de paz que se vienen desarrollando en la ciudad ecuatoriana de Quito con este grupo guerrillero- aún no se había pronunciado de forma oficial. Igualmente,  luego en conferencia de prensa desde Ecuador, se confirmó que el cese será verificado por la Iglesia -que acompañará el proceso a través de los obispos y parroquias ubicados en zonas donde el conflicto haya sido más intenso – y la ONU.

 

https://twitter.com/ELN_Paz/status/904740875359719424

 

Pero sí lo había hecho en diálogo con Aleteia, antes de que se confirmara esta noticia, el propio secretario de la Conferencia Episcopal de Colombia, Elkin Álvarez, quien saludó esta decisión.

“La Iglesia procurará siempre una salida negociable y favorecerá los diálogos. Y en esto no nos alienta ningún ánimo político de favorecer a una facción mientras se critica otra, no. Lo que buscamos es un proyecto común de país para el cual necesitamos entendernos y tener la paz, ojalá no haya ninguna guerrilla, pero, ojalá no haya corrupción, ni mala educación, ni atentados contra la identidad familiar que son propiamente las raíces de la violencia”, expresó Elkin.

Hermanos, nunca como enemigos 

En tanto, de forma paralela a estos anuncios, se dio a conocer el mensaje del papa Francisco para el país antes de su llegada.

«Dar el primer paso nos anima a salir al encuentro del otro y extender la mano y darnos el signo de paz. Y la paz es la que Colombia busca desde hace mucho tiempo y trabaja para conseguirla. Una paz estable y duradera, para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos», expresó el Papa.

«Queridos hermanas y hermanos colombianos:  deseo vivir estos días con ustedes con ánimo gozoso, con gratitud al Señor. Los abrazo con afecto y le pido al Señor que los bendiga, que proteja vuestro país y les conceda la paz. Y a nuestra madre la Virgen Santa que los cuide».

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.