Aleteia

Una oración para pedir a Dios «ser uno de los suyos»

Comparte

Llévanos fuerte de tu mano y no nos dejes escapar

Hazme como Tú quieras, Señor.
Que nosotros queremos ser como María,
pero aunque pretendemos darte un sí,
a veces el miedo nos frena,
en otras ocasiones estamos inseguros,
también nos dejamos llevar por todos
y nos escapamos de tu camino.

Pero queremos decirte un sí rotundo,
a tu forma de tratar a la gente,
a tu sensibilidad para todos,
a tu sencillez más total,
a tu manera de servir,
a intentar ser los últimos,
a cuidar a los más frágiles,
a levantar a los caídos,
a liberar a los angustiados,
a poner alegría en los desanimados,
a ilusionar a los deprimidos,
a curar a nuestros enfermos,
a jugar como los niños
y a cuidar la amistad contigo.

Señor, de verdad que sí,
que queremos ser de los tuyos,
que intentamos vivir a tu manera,
pero se nos olvida enseguida.

Llévanos fuerte de tu mano
y no nos dejes escapar.

Artículo originalmente publicado por Oleada Joven

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.