Aleteia

“No puedes usar el crucifijo”. La historia de la niña cristiana acogida por una familia musulmana

SHUTTERSTOCK/ Firma V
Comparte
Comenta

Sucedió en Londres. Los islamistas hicieron polémica también por la Navidad y el consumo de carne

¿Respeto por la religión cristiana? Para una parte del mundo musulmán es todavía opcional. Y lo demuestra la historia que viene de Londres.

La protagonista es una niña cristiana encomendada por los servicios sociales del distrito de Tower Hamlets, una de las zonas más multiculturales de la metrópoli, a dos familias musulmanas devotas a pesar de la oposición de los padres (Corriere della Sera, 28 de agosto)

“Prohibido el tocino”

Cuando llegó a casa de la familia de acogida, la niña contó que le quitaron enseguida la cadenita con el crucifijo y que luego le impidieron comer su plato italiano preferido, spaghetti alla carbonara, un regalo de su mamá antes de que se la llevaran. “Aquí está prohibido usar el tocino porque es cerdo”, le explicaron.

“La Navidad es estúpida”

Y también le dijeron que la Navidad es “estúpida” y las mujeres europeas son “alcohólicas”. En una de las casas, la mamá llevaba un niqab, mientras que en la otra la mamá usaba un burka, ambos cubrían completamente el rostro de las dos mujeres. También la comunicación visual con las mamás de acogida fue complicada.

El “Children’s Act

La noticia fue dada en exclusiva por el diario The Times (28 de agosto)  que vio documentos reservados del municipio. Un supervisor de los servicios sociales, que pidió el anonimato, contó que la niña llora, está muy angustiada y pide no volver a la casa de la familia de acogida “porque no hablan inglés”.

Y, sin embargo, la ley pide que, en la elección de la acogida, se tengan en cuenta “la religión, el bagaje lingüístico y cultural, la raza”. Lo certifica el Children’s Act de 1989.

Las autoridades del barrio de Tower Hamlets se limitaron a decir al Daily Telegraph (28 de agosto) que las familias de acogida se forman para respetar la identidad cultural de los niños y no han comentado hasta ahora el episodio de la falta de respeto a la identidad de la niña.

Actualización 30/10/2017: Según informa el Daily Telegraph, la jueza Khatun Sapnara – musulmana – ha dictaminado que la niña vuelva junto a su familia de origen. Asimismo, el diario británico informa de que la familia de acogida había sido seleccionada por el imán Shakeel Begg, acusado de promover el extremismo islámico en Inglaterra.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día