Aleteia

Medellín, una ciudad transformada que recibirá la visita de Francisco

MEDELLIN
Shutterstock-manuprats
Comparte

Después de 30 años la ciudad colombiana vuelve a darle la bienvenida a un pontífice

En Colombia ya no solo se cuentan los días, sino que también las horas y los minutos para la inminente llegada del papa Francisco, prevista para el próximo 6 de septiembre. En uno de los lugares donde hay mayor expectativa es en Medellín, una de las ciudades que están dentro de la agenda del viaje apostólico y que lo recibirá el 9 de septiembre (este lunes se hizo el lanzamiento oficial de la visita general a nivel de Presidencia).

 

 

¿Pero cómo será la Medellín (Colombia) que encontrará el papa Francisco? Es una de las preguntas luego de que esta ciudad también le diera la bienvenida hace más de 30 años al papa Juan Pablo II.

Un reciente informe elaborado Medellín Convention & Visitors Bureau, una fundación privada sin ánimo de lucro que busca promocionar a la ciudad colombiana, hace referencia a una ciudad “transformada física y socialmente” tres décadas después de aquel evento también histórico.

En aquel momento la preparación para la visita de un Papa representaba un verdadero reto. Pero actualmente, si bien también genera muchos cuidados y atenciones, la visita del papa Francisco la encuentra mejor posicionada internacionalmente como destino para grandes eventos.

Entre los cambios más significativos mencionados por el informe se encuentra “el incremento de 247% en la llegada de extranjeros en los últimos 9 años, la reducción en más de 90% de la cifra de homicidios (más de 6.300 en 1991 a 534 registrados durante 2016) y el crecimiento poblacional que pasó de 1.630.009 habitantes (1993) a 2.486.723 según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE)”, reproduce Medellín Convention & Visitors Bureau.

 

 

En los últimos años la ciudad fue beneficiada con varios proyectos que impactaron positivamente en la vida de sus habitantes.  Por ejemplo, “el desarrollo del más completo sistema de transporte masivo del país, las escaleras eléctricas de la Comuna 13, el proyecto Parques del Río y el renovado aeropuerto Olaya Herrera, que en 1986 estaba cerrado debido al comienzo de operaciones del Aeropuerto Internacional José María Córdova y hoy está calificado como Aeropuerto Internacional”.

Precisamente, en el aeropuerto Olaya Herrera es el lugar elegido para la celebración de una masiva misa campal el 9 de septiembre, un lugar que contará con un aforo para más de 800.000 feligreses (la entrada será gratuita, aspecto que se remarcó luego de varios rumores opuestos).

Esa fecha, la Alcaldía de Medellín decretará día cívico (especie de festivo que permitirá que el único punto de atención sea el Papa, quien recorrerá varios tramos de la ciudad con el papamóvil, que fue entregado junto a los otros este lunes).

Pero la ciudad cuenta con otros atractivos que también lo hacen destino del turismo religioso. Entre ellos, además de sus iglesias y catedrales, se encuentra el reconocido santuario de la Madre Laura (Santa Laura Montoya), quien fuera canonizada por el propio Francisco en mayo de 2013, a poco tiempo del inicio de su pontificado.

Se trata de un lugar particular para conocer y aprender de las comunidades indígenas. Incluso hace poco se lanzó una iniciativa denominada “Camino de la Madre Laura”.

Estos son tan solo algunos de los rasgos de una ciudad distinta, aunque con el mismo espíritu fervoroso para darle un caluroso saludo al papa Francisco. Una simple muestra de cómo sus habitantes siguen preparando sus corazones de forma incansable es el mural ubicado en el centro de la ciudad (Boston) de 50 metros cuadrados y hecho con más de 90.000 piezas de cristal.

En tanto mientras a nivel oficial este lunes se afirmó de forma contundente que Colombia ya está lista para la visita del Papa con un acto de lanzamiento en la Casa de Nariño –la sede presidencial, lugar donde también se anunció una emisión especial de estampillas postales con motivo de la visita-, en Medellín se siguen contando las horas y los minutos para mostrarle al Papa la mejor cara de una ciudad plena y transformada.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.