Aleteia

El papa Francisco viajará a Birmania y a Bangladesh en noviembre

© MASSIMILIANO MIGLIORATO/CPP
Comparte

La Santa Sede confirma la respuesta a la invitación de los jefes de Estado y de los obispos: irá a las ciudades de Yangon, Nay Pyi Taw y Dhaka

El papa Francisco realizará un viaje apostólico a Myanmar del 27 al 30 del próximo mes de noviembre y a Bangladesh del 30 de noviembre al 2 de diciembre, confirmó este lunes el director de la Oficina de Información de la Santa Sede, Greg Burke, a través de una declaración.

La visita responde a la invitación de los jefes de Estado y los obispos de ambos países del sudeste asiático, e incluirá las ciudades de Yangon y Nay Pyi Taw, y Dhaka.

Myanmar

Unos 700.000 católicos viven en Birmania, de sus 51 millones y medio de habitantes, con 16 obispos, más de 700 sacerdotes y 2.200 religiosos.

Dietmar Temps-cc

Uno de los objetivos del Pontífice en Myanmar es la mejora de la situación de alrededor de un millón de musulmanes de la etnia rohinyá, algo que no agrada a algunos sectores budistas radicales que en los últimos años han ejercido violencia sectaria y protestas contra los rohinyá y otros musulmanes.

Los obispos católicos invitaron al Papa al país antes del 500 aniversario del catolicismo en Myanmar a finales del año 2014, y la relación entre el Vaticano y Myanmar ha mejorado con el nombramiento de un nuncio apostólico y las relaciones diplomáticas.

Bangladesh

Con 160 millones de habitantes en su mayoría musulmanes, Bangladesh cuenta con una comunidad cristiana que no representa más del 0,5% de la población (350.000 fieles), recordaba Vatican Insider el pasado mes de octubre cuando se anunció el posible viaje del Papa al país.

En más de 50 años, Bangladesh no ha superado verdaderamente las heridas que heredó de la guerra de Independencia. Hoy, después de décadas de penetración lenta en las madrasas construidas con financiamiento de los wahabitas, tiene que afrontar a grupos yihadistas locales que querrían convertirse en el rostro del Estado Islámico en el país (basta recordar la masacre de julio de 2016 en la capital, Dhaka, o el atentado contra el padre Piero Parolari, en noviembre de 2015).

Bangladesh es también una enorme fábrica textil barata para muchas cadenas comerciales de occidente, en la que, a menudo, los trabajadores viven en condiciones inaceptables (como demostró claramente la tragedia en el Rana Plaza) Y también es uno de los países que, por su morfología, está viviendo duramente las consecuencias del cambio climático.

Pauli Kuitunen

Por ello es tan significativa la atención de papa Francisco y su intención de visitar el país, a treinta años del único viaje que hizo Juan Pablo II en 1986. En cambio, el Vaticano no ha podido llegar a acuerdos con el gobierno indio y de momento no es posible el esperado viaje del Papa a la India.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.