Aleteia

Mujeres de India le ganan una batalla al divorcio express

TAJ MAHAL
Shutterstock-Pikoso.kz
Comparte

El triple Talaq queda prohibido por violar los derechos fundamentales de la mujer

Olvídense de la indignación de que tu novio te termine por Whatsapp. ¿Se imaginan que su esposo se pudiera divorciar de ustedes, de forma instantánea, con sólo repetir tres veces una palabra?

Esto es lo que le sucedía a muchas mujeres musulmanas en India, donde había una práctica en la que si el hombre decía tres veces “Talaq” (que significa “divorcio”), su matrimonio quedaba disuelto… sí, así, sin anestesia.

Pero esta semana, la Corte Suprema de Delhi prohibió la práctica, lo cual ha sido motivo de celebración entre las más de 90 millones de mujeres musulmanas indias.

La petición fue ingresada en febrero del año pasado por Shayara Bano, una mujer de 35 años que, mientras se encontraba visitando a sus padres fuera de la ciudad, recibió un mensaje de su esposo donde le decía simplemente: “Talaq, Talaq, Talaq” y más nunca supo de él ni de sus hijos, porque incluso le negaron el acceso a los pequeños.

Bano justamente hizo hincapié en que la situación estaba empeorando, ya que algunos clérigos musulmanes estaban aceptando hasta lo que le habían hecho a ella, que le dijeran el triple Talaq por mail o mensaje de texto, ni siquiera en persona (que tampoco es que es mucho mejor), haciendo sentir a las mujeres como “basura”.

Desde hace décadas se hacían protestas contra la triple Talaq (donde además tu esposo te puede abandonar sin ningún tipo de protección o compensación económica) e, incluso, se habían metido ya peticiones en la corte. ¿Qué fue diferente esta vez? Shayara Bano fue la primera mujer musulmana que cuestionó su divorcio basándose en que sus derechos fundamentales habían sido violados, explicó su abogada.

Sin embargo, no todos los musulmanes apoyan este divorcio express; de hecho; ya fue prohibido en Pakistán, Bangladesh, entre otros países. En India seguía vigente apoyándose en las normas de ese país, donde las comunidades hindúes, cristianas y musulmanas tienen de derecho a seguir sus propias reglas religiosas en cuestiones personales, como el matrimonio, la adopción, el divorcio y el patrimonio familiar.

La corte de Delhi, no obstante, aseguró que el triple Talaq no es una parte integral de las prácticas religiosas musulmanas y viola la moralidad, que sí es un derecho constitucional.

Por ahora, se trata sólo de una prohibición de la Corte Suprema, pero el escenario está listo para que pase al Parlamento y se convierta en una ley. Mientras tanto, en España y otros países, mujeres y hombres exigen formas más rápidas de divorcio.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.