Aleteia

Paco Plaza, un cineasta a tener en cuenta

DIRECTOR
Nicogenin - CC
Comparte

El estreno de Verónica pone de actualidad a un director español que siempre ha ido de la mano de otro nombre a retener del cine de terror español, Jaume Balagueró

Paco Plaza, que ahora está en boca de todo el mundo, ha ido a rebufo de Jaume Balagueró. A mí siempre me ha dado la sensación de que había cierto e inquietante paralelismo entre ambos cineastas, dos directores en los que, donde está uno, el otro no anda muy lejos.

Ambos codirigieron el falso documental OT. La película (2002), película de la que por cierto, a ninguno de los dos les gusta hablar. La ópera prima de Plaza, El segundo nombre (2002), se parece en formato, atmósfera, inspiración e intenciones, al primer largometraje de Balagueró, Los sin nombre (1999) -ambas están basadas en sendas novelas de Ramsey Campbell-.

Balagueró y Plaza intervinieron en el ciclo de mediometrajes para televisión, Películas para no dormir (2005), ambos firmaron a cuatro manos [REC] (2007) y [REC]2 (2009) aunque eso sí, el gran final se le reservó a Balagueró que dirigió [REC]4: Apocalipsis, mientras que Plaza tuvo que conformarse con filmar [REC] 3: Génesis.

Y ahora, tres años después del resacón que supuso la saga [REC], Balagueró y Plaza vuelven por separado dirigiendo dos guiones diferentes aunque eso sí, escritos por un mismo guionista, Fernando Navarro. Un poco raro es, ¿no?

Además, a Balagueró siempre le reservan los proyectos con proyección más internacional. El director catalán ha dirigido a intérpretes como Anna Paquin (X-Men), Calista Flockhart (Ally McBeal) o Christopher Lloyd (Regreso al futuro) mientras que Plaza no ha ido más allá de Julian Sand, un actor de segunda afincado en la serie B sin éxitos memorables a los que echar manos más allá de su inefable Warlock. El brujo.

No obstante, Balagueró y Plaza van a regresar manteniendo ciertas distancias, no sea que uno los pueda confundir. Plaza estrena película en pleno verano, Verónica llega a las pantallas españolas en unas fechas muy complicadas aunque eso sí, lo hace sin competencia.

El mismo fin de semana se estrena Tadeo Jones 2, por lo que no hay conflicto de intereses. Balagueró en cambio, estrenará Musa tan solo tres meses y pico después. A principios de diciembre, compitiendo con la última de Pixar, Coco y pocos días antes del estreno de Star Wars. Los últimos Jedis. Entre los grandes.

A mí en cambio, con el tiempo, creo que cada vez me ha ido calando más y mejor Paco Plaza. No me importa que parezca una coletilla de Balagueró porque comparándolo con su “mentor” empieza a parecerme mejor. Puestos a comparar, me quedo con Plaza antes que Balagueró.

Prefiero el regusto ochentero que destila Plaza en sus películas y ese costumbrismo anquilosado en nuestra sociedad, me quedo con Cuento de Navidad de Películas para no dormir a Para entrar a vivir, prefiero [REC] 3: Genesis antes que la decepcionante conclusión que supuso [REC]4: Apocalipsis y a la espera de ver Musa, muy bien lo ha tenido que hacer Balagueró para superar este películón de Paco Plaza.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.