Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 16 septiembre |
San Cornelio y san Cipriano
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Puede haber felicidad en el encierro?

Esther Núñez Balbín

Esther Núñez Balbín - publicado el 23/08/17

“Vivo en libertad, porque cada día persigo mi único anhelo: seguir amando a Dios”

“Cuando llovía, y crecía la quebrada, corría a casa”. Los vientos soplaban con fuerza a su alrededor. Frágil como una hoja, Elena Salvador Castillo recuerda que a los 12 años sentía como si el viento podría cargar con ella, hasta la cúspide más alta. Pero eso nunca pasó. Y es que Él siempre andaba con ella.

“Estuvo conmigo todo el tiempo en la huerta, en las montañas”, sin embargo era “yo quien no lo sabía”, comenta para Aleteia la joven aspirante a la vida religiosa de claustro.

Esther Núñez Balbín

Desde hace ocho meses el Monasterio de Santa Clara de Lima es su nuevo hogar. Ubicado en los barrios altos de la capital de Perú, en el distrito del Rímac, el recinto eclesial con más de 400 siglos de existencia, alberga a 28 hermanas, quienes en pleno siglo XXI decidieron seguir los pasos de pobreza de Clara de Asís, santa italiana que cautiva por su sencillez a las jóvenes peruanas.

Aprendió a convivir con la naturaleza en su pueblo Canchaque (distrito de la provincia de Huancabamba en la sierra de Piura), junto a sus 9 hermanos pasaba horas en la huerta. “Mis padres siempre me enseñaron a acercarme a Dios”, sonríe. Elena lo dejó todo. Ahora vive con sus hermanas de fe.

Vivir en libertad

A sus 17 años la joven peruana agradece a Dios por haberla llamado a la vida religiosa. Dedicada a la oración en comunidad por quienes viven fuera del monasterio, confiesa que el vivir entre rejas la acerca más al mundo. “Vivo en libertad, porque cada día persigo mi único anhelo: seguir amando a Dios”, explica.

Esther Núñez Balbín

Guardó en su corazón por mucho tiempo el deseo de seguirlo. La joven descubre cada día su rostro en las religiosas que guían sus pasos. Las profesas, formandas, junioras y las tres aspirantes a novicias viven entregadas al silencio y a la oración permanente.

Candados y rejas de fierro separan muchos ambientes al interior del convento, sin embargo su corazón permanece muy unido a las necesidades de los demás. ¿Se puede llevar luz desde el encierro?

Por ahora sólo está interesada en fortalecerse, como un motor que mantiene la luz encendida. Desde las 5:30 al iniciar el día, empieza a construir el tronco que sostiene la Iglesia. “Nosotras queremos ser ese tronco, en esta vida de clausura con la oración logramos sostener a las hojas que van por el mundo”, comenta.

Pan bendecido

Todo el año el convento permanece cerrado. Pero el viernes 11 de agosto sus puertas se abrieron para repartir más de 1.000 panecillos que se distribuyeron entre los visitantes. Los panes bendecidos por Raúl Chau, obispo auxiliar de Lima, fueron preparados por las hermanas clarisas el día anterior.

Esther Núñez Balbín

Las mujeres que optaron por la vida contemplativa durante el año se dedican a la preparación de deliciosos manjares; sus panetones “Santa Clara” son cada vez más conocidos, pero nunca tan deliciosos como sus turrones. Mujeres peruanas cautivadas por la sencillez viven felices en el claustro con la única meta de fortalecer la fe del mundo.

Tags:
perureligiosas

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Arthur Herlin
Una biblia hallada en un infierno
2
Claudio de Castro
La oración que rezo después de comulgar
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Este vuelo tiene algo de despedida…»
5
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.