Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 17 mayo |
San Pascual Bailón
home iconDesde Roma
line break icon

El papa Francisco rompe 4 veces el estigma de amamantar en público

AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO/HO

Cerith Gardiner - publicado el 23/08/17

Una lista de todo lo que ha dicho el Papa sobre las madres que dan el pecho en público, incluyendo: “La primera predicación de Jesús en el establo fue un llanto”

Por extraño que parezca, amamantar en público sique siendo un tema polémico que hace que las madres se sientan incómodas y avergonzadas cuando tratan de lidiar discretamente con sus bebés llorando. Y la cosa es clara: un recién nacido hambriento tiene una sola misión que ha de ser atendida de inmediato. Si no, el llanto será cada vez más alto.

Así que, cuando el papa Francisco animó a las madres a que amamantaran en la iglesia, todos los bebés del mundo se alegraron y las madres suspiraron aliviadas ante la perspectiva de unas misas mucho más tranquilas en el futuro. El papa Francisco lo entiende. Necesitamos apoyar al prójimo y los valores familiares allá donde estemos.

No obstante, esta no ha sido la primera vez que el papa anima públicamente a dar el pecho sin reservas. Durante los últimos años el Papa ha hecho una serie de afirmaciones que son dignas de recordar.

Capilla Sixtina, 8 de enero de 2016

Al escuchar llorar a un bebé, el Papa dijo: “Como la ceremonia es un poco larga, alguno llora por hambre. Si es así, vosotras madres amamantadles también, sin miedo, con toda normalidad.Como la Virgen amamantaba a Jesús”.

Luego siguió describiendo la misa, que incluía el bautizo de 28 bebés, como un “concierto”. Y añadió: “A mí me gusta pensar que la primera predicación de Jesús en el establo fue un llanto”.

Nos encanta: Cómo nos recuerda el Papa la naturaleza humana de Jesús y Su madre, María. Cómo nos señala lo sagrado y hermoso del llanto de los bebés (y con tanto aplomo, ¡sería un cuidador perfecto!).

Capilla Sixtina, enero de 2015

En esta ocasión, mientras bautizaba a 33 bebés, el papa Francisco se salió del guión para tener en cuenta a su público. “Vosotras, mamás, dad a vuestros hijos la leche —incluso ahora, si lloran por hambre, amamantadlos, tranquilas”.

Su anterior “dar la leche” ha sido revisado por “dar el pecho”. Fueron solo unas palabras, pero unas palabras de ánimo. Prosiguió pidiendo a la congregación que pensara en las pobres madres de todo el mundo, “muchas, lamentablemente, que no están en condiciones de dar de comer a sus hijos”.

Nos encanta: El Papa nos recuerda que dar el pecho a nuestros bebés es, de hecho, un privilegio.

Entrevista, La Stampa, 14 de diciembre de 2013

En una entrevista que dio justo antes de su primera Navidad como pontífice, el papa Francisco quiso dirigirse a los que pasan hambre y sufren en el mundo. “Hay muchos niños que lloran porque tienen hambre. El otro día, en la audiencia del miércoles, atrás de una valla había una joven mamá con su niño de pocos meses. Cuando pasé, el niño lloraba mucho. La mamá lo acariciaba. Le dije: ‘Señora, creo que el pequeño tiene hambre’. Ella respondió: ‘Sí, ya es hora…’. Y le dije: ‘¡Pero dele de comer, por favor!’”.

Nos encanta: El pontífice refuerza el mensaje de que hay muchos lugares donde no hay solución fácil para el hambre. Pero si podemos alimentar a nuestros bebés hambrientos y están llorando para ser alimentados, aunque sea en público, sí hay una solución sencilla. Debemos amamantarlos. “Dar de comer al hambriento” también se aplica a los bebés y a los pechos de las madres.

Buenos Aires, Argentina, 24 de marzo de 2005

A veces una imagen vale más que mil palabras. Aunque este día de hecho no habló para manifestar su apoyo a la lactancia natural, una fotografía captó a Francisco como arzobispo de Argentina besando el pie de un bebé en brazos de una madre mientras otro bebé recibía el pecho de su madre justo al lado. Al tratar la situación con normalidad, el papa Francisco reconoce que amamantar es algo sencillamente hermoso y precioso, algo que no es necesario esconder.

Nos encanta: La ternura del Papa mientras levanta el diminuto pie del bebé para besarlo.

Gracias, papa Francisco. Sirve de mucho un poco de ánimo para las madres cansadas que intentan dar lo mejor de sí mismas y alimentar a sus hijos.

Tags:
lactanciamaternidadmujerpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
2
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
3
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.