Aleteia

«Islam no es terrorismo”

AMANDA FIGUERAS
Comparte

Entrevista a Amanda Figueras, joven periodista miembro del Foro Abraham de Diálogo Interreligioso y de la Red Musulmanas

Conocí a Amanda Figueras, joven periodista musulmana que vive entre El Cairo y Madrid, en Viena en un encuentro interreligioso organizado por el centro intercultural KAICIID, y me llamó enseguida la atención su espíritu crítico y su fuerza en demostrar el vínculo entre paz y religión. No en vano es una de las personas que la Alianza de las Civilizaciones de la ONU (UNAOC) ha becado por su conocimiento del islam. Vehemente, defiende su religión de instrumentalizaciones y nos relata su visión, de madre joven, ante el drama de los atentados de Barcelona. Figueras es Miembro del Foro Abraham de Diálogo Interreligioso y de la Red Musulmanas.

¿Cómo evitar estas atrocidades en nombre de una santa religión?

Para mí está claro que ningún atentado terrorista tiene nada que ver con la religión por mucho que los perpetradores intenten relacionarlo.

Creo que no debemos creernos su discurso, las muertes de personas inocentes no tienen nada que ver con el islam.

El terrorismo no tiene religión, y parece mentira pero hay que seguir repitiéndolo. No nos creamos el discurso de los terroristas.

Usted es madre. ¿Piensa que las madres tienen un rol importante en la detección de brotes radicales en sus hijos?

Bueno, supongo que sí, que son parte de las herramientas de la lucha contra la radicalización y el terrorismo al fin y al cabo pero pienso que es una responsabilidad compartida, y no pondría el peso en las familias de los terroristas, que muchas veces no conocen la deriva violenta de sus hijos. Después de un atentado terrorista como los más recientes en Europa, para casi todas las familias es una sorpresa descubrirlo.

Me gustaría recordar que la mayoría de los terroristas en Europa son personas del ámbito de la marginalidad o la delincuencia común que después reciben lo que las autoridades llaman una “radicalización exprés”.

En mi opinión no son musulmanes radicales, son simplemente “radicales terroristas”.

La radicalización del islam nunca sería la violencia, sino todo lo contrario, la paz. Aceptar que la radicalización del islam es convertirte en un terrorista es aceptar que el islam tiene que ver con la violencia y eso no es verdad, es no es así.

¿Qué le dice a su Dios cuando reza después de una noticia abrumadora como la del reciente atentado en Barcelona?

Yo le rezó a Alá y otras personas le pondrán otro nombre, al fin y al cabo rezo al creador. Y como cualquier persona de bien, sea religiosa o no, el primer pensamiento es siempre con las víctimas y para que los familiares encuentren consuelo. Eso es lo que le pido, y por supuesto que no se repita.

¿Puede dar una palabra de aliento para seguir creyendo que la coexistencia es la única vía de entendimiento entre las personas?

Es que no hay ninguna otra solución. Creo que está claro que no debemos romper nuestra unidad; si no mostramos una respuesta unánime, unidos y juntos les damos la razón a los terroristas que quieren dividirnos.

No hay que ver este asunto como una guerra de religiones, no se trata de esto para nada, la gente que ha estado cerca del autodenominado Estado Islámico cuenta que son mercenarios, no tienen ni idea de religión.

Somos 1.700 millones de musulmanes en el mundo. Por favor, no… islam no es terrorismo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.