¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Salvador Dalí y San Juan de la Cruz unidos… por Cristo

Aleteia
Comparte

Síntesis de su legado espiritual, una revelación mística del santo inspiró a Salvador Dalí

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Miles de personas han encontrado en los escritos de uno de los más grandes místicos de la historia, san Juan de la Cruz, un camino de encuentro con Dios. Pocos conocen sin embargo la imagen del Cristo crucificado, que él mismo pintó tras recibir una revelación mística.

Se trata de un pequeño dibujo (su tamaño original es de 57×47 milímetros), que fray Juan de la Cruz pintó durante su estancia en Ávila, donde fue nombrado, a petición de santa Teresa de Jesús, confesor de las religiosas carmelitas del monasterio de la Encarnación, entre los años 1572 y 1577.

Las crónicas de la época cuentan que fray Juan tuvo una visión de Cristo crucificado y que después la plasmó en un pequeño papel. El santo la entregó más tarde a una de las religiosas de la comunidad. El dibujo, que se conserva en ese mismo convento, en un sencillo relicario de madera dorada, puede ser admirado por los visitantes que lo deseen.

Aleteia

Se trata  de una obra genial que representa la imagen de Cristo muerto en la cruz, en el momento mismo de entregar su espíritu. A pesar de sus pequeñas dimensiones, es posible sentirse sobrecogido por sus miembros descoyuntados, con las manos rasgadas en la abertura de los clavos por el peso del cuerpo inerte que cae hacia adelante.

Impresiona la cabeza de Jesús abatida sobre el pecho, lo que hace que el rostro apenas sea visible. Las piernas parecen encogidas por el peso del cuerpo que ya no pueden sostener.

La estremecedora imagen se ve desde el ángulo superior derecho, perspectiva que nos invita a ver a Jesús en la Cruz desde los ojos de Dios Padre, conmovido por el acto supremo de entrega del Hijo por los pecados de los hombres y mujeres.

Esta obra de arte permite comprender el gran libro del santo, la Subida del Monte Carmelo, en el que  pone en boca de Dios palabras dirigidas a quienes siempre están buscando revelaciones particulares.

El Padre explica que “tengo ya habladas todas las cosas en mi Palabra”, Jesús. “¿Qué te puedo yo ahora responder o revelar que sea más que eso?”.

“Pon los ojos sólo en él, porque en él te lo tengo dicho todo y revelado, y hallarás en él aún más de lo que pides y deseas… Si quisieres que te respondiese yo alguna palabra de consuelo, mira a mi Hijo, sujeto a mí y sujetado por mi amor y afligido, y verás cuántas te responde” (Subida II, 22, 5-6).

Aquí algunas de las más famosas frases del santo:

La grandeza mística y artística del dibujo de san Juan de la Cruz cautivó a Salvador Dalí, quien en 1951 pintó el mundialmente conocido cuadro “Cristo de San Juan de la Cruz”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.