Aleteia

Da nueva vida a las camisas de él (¡y colabora con el medio ambiente!)

Dad's Old Clothes into Kids Clothes
Comparte

Esta mamá reorientó su vocación profesional y ahora sus hijos son aplaudidos en Instagram

Los vídeos de Do It Yourself se han convertido prácticamente en una subcultura. Cada vez hay más usuarios que muestran lo que han aprendido, enseñan trucos… e incluso ganan dinero con ello. Samantha Miller es una mamá creativa, diseñadora, que a través de su cuenta de Instagram, “mothermakesx4,” hace ropa para sus niños a menudo reutilizando las camisas y camisetas de su marido.

Estas prendas DIY se han convertido en una obra de arte para su familia. «Creo -afirma- que es importante que los hijos vean a sus papás apasionados y persiguiendo sus sueños», declaró a Huffington Post UK.

View this post on Instagram

My baby woke up early this morning so I sewed in the early morning hours. She was a good sport letting me try on the dress (only 2 time😂) to cut and fit the sleeves. Once I made her a dress two years ago and kept fitting it on her to adjust the dress, by the time I was done she wouldn't wear it. I decided to not make my kids clothes at that point. Now they ask me to make them dresses and never want to take them off. It is much more rewarding. This shirt was her daddy's shirt that shrunk, @letsbuyutah. #sew #refashion #refashioned #refashionista #sewing #sewingproject #diy #beforeandafter #mothermakes #oldshirt #newdress #dresses #littlegirl #littlegirldress #onehour #onehourprojets #quickneasy #sewforfun #sewfun

A post shared by Stephanie Miller (@mothermake) on

 

La reutilización de prendas en el sector de la moda es todavía una cuestión no resuelta. Con la llegada de la fast fashion, el consumo se ha disparado exponencialmente y el público comienza a preguntarse qué hacer con los residuos que generamos.

En muchos países, se ha convertido en lo habitual comprar ropa barata, lo que plantea preguntas sobre el origen de las prendas y quién trabaja en ellas, así como qué hacer con los residuos al descartar una cantidad tan ingente de tejido con cada cambio de moda. En el caso de Estados Unidos, se calcula que cada ciudadano genera 82 libras de peso en residuos textiles, lo que en total suma 11 millones de toneladas anuales.

En respuesta a esta «epidemia», más y más personas se están animando a reutilizar tejidos para alargar la vida de las prendas y a comprar ropa que aunque cueste algo más de dinero pueda tener mayor duración y no obligue a desechar rápido. Crecen los sitios de Internet donde se puede vender la ropa de segunda mano. Uno de ellos, Worn Wear publicó recientemente el informe en el que se afirma que si empleamos nuestra vestimenta 9 meses más de lo previsto inicialmente, llegaremos a reducir el consumo mundial de carbón, generaremos menos basuras y gastaremos menos agua. Todo en un 20 o 30 por ciento, en cifras aproximadas.

¿Qué tal comenzar uno de esos sábados lluviosos en que una se queda en casa?

Artículo escrito por Sophia Swinford.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.