Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

San Lucas, ¿el primer retratista de la Virgen María?

LUKE PAINTING THE VIRGIN
LUKE, PAINT, VIRGIN
Comparte

Se le atribuye la autoría de una antigua y venerada imagen en Roma

San Lucas, el evangelista, tenía como profesión la medicina como podemos encontrar citado en la epístola de su amigo San Pablo (“el querido médico”, Colonenses, 4,14). Pero no solo, también se dice que era pintor, por eso es el patrono de los médicos y pintores.

Para redactar su evangelio hizo una prolija investigación y entrevistó a los que más estaban cerca de Jesús, sus apóstoles y su Madre, la Virgen María, hasta un exegeta hipotizó que fue ella misma que dictó el “Magnificat” al evangelista. Solo en su libro podemos encontrar afirmaciones sobre la Virgen muy íntimas como: María, por su parte, guardaba con cuidado todas estas cosas, meditándolas en su corazón (Lc 2, 19)

Por esa relación tan cercana a María y su pasión por la pintura, se le atribuye la primera imagen de la Virgen. La tradición cuenta que Lucas la retrató mientras ella relataba con tanto amor todo lo sucedido con su Hijo Jesús.

¿Pero dónde se encuentra esa pintura? En las catacumbas de Priscila en Roma se encuentra una imagen muy antigua de la SSma. Virgen que se atribuye a San Lucas, pero una interpretación más fuerte de la tradición romana es la atribución de la autoría al santo de la muy querida imagen la “Salus Populi Romani”, que habría sido pintada en un trozo de madera de la mesa que se utilizó en la última cena de Jesús con sus apóstoles.

Public Domain

La leyenda dice que la pintura permaneció en Jerusalén hasta que fue descubierta por Santa Elena que junto con otras reliquias sagradas, como la cruz en la que murió Cristo. La pintura fue trasladada primero a Constantinopla donde reinaba su hijo, el emperador Constantino el Grande y luego trasladada por la propia Santa Elena a Roma, donde fue colocada en la Basílica de Santa María la Mayor considerada como el “primer santuario dedicado a la Virgen María en Occidente”.

Esta imagen fue declarada por San Juan Pablo II en el Jubileo del 2000, la Patrona de las Jornadas Mundiales de la Juventud, y es adonde se dirige siempre el papa Francisco para pedir o agradecer por cada viaje importante que realiza.

Pero no es la única imagen a la que se le atribuye a San Lucas, también se dice que los siguientes cuadros fueron pintados por él: Ntra. Sra. de Vladimir, Patrona de Rusia, Santa María de Impruneta, Florencia –Italia, Ntra. Sra. de S. Lucas, Boloña, Italia.

¿Cuál es la original? Eso no lo sabemos a ciencia cierta, pero si sabemos que la mejor imagen que san Lucas nos ha dejado de la Virgen María es su detallada descripción en los escritos de su evangelio.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.