Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Cómo llevar las mochilas como adultas

BACKPACK
Kseniya Ivanova - Shutterstock
Comparte

Nosotras también nos podemos sumar al regreso a clases de una forma elegante y contemporánea

¿Recuerdan cuando en los 90’s las mini mochilas estaban de moda? Bueno, esa tendencia regresó hace poco y todavía no se ha ido. Además, esta época –con la vuelta a la escuela de los chicos- es la perfecta excusa para aprovechar este accesorio que es sumamente práctico para guardar las mil y una cosas que llevamos a diario y, además, tener las manos libres.

BACKPACK
Alena Ozerova - Shutterstock

Sin embargo, debemos tomar en cuenta que ya no tenemos la misma edad de hace 20 años, así que la manera de llevar la mochila debe ser diferente para que nos veamos trendy pero no inmaduras. Aquí les dejo algunos consejos:

 

  1. Diseño

Ya no eres una adolescente, así que opta por materiales y modelos que se vean más sofisticados; es decir, adiós a los grandes tamaños y a los estampados de cómics para darle la bienvenida a los pequeños formatos y al cuero (o semi-cuero o una buena imitación de cuero si el presupuesto no alcanza). Esto también es sinónimo de dejar a un lado las típicas marcas escolares para darle paso a etiquetas de diseñadores o cadenas tipo Zara o H&M. ¿Tiras anchas y acolchadas? ¡Ni pensarlo!

BACKPACK
Zakharov Aleksey - Shutterstock

 

  1. Tu atuendo

Si ya optas por la mochila, el resto de tu look no debe ser demasiado colegial o casual. Me explico: en vez de usarla con un par de jeans rotos con zapatillas deportivas y sudadera, opta por un jean clásico con una linda blusa y ballerinas o tacones. Tampoco sirve que la lleves con un outfit demasiado elaborado (como un traje, sin que esto signifique que no la puedas llevar al trabajo dependiendo de tu profesión) porque destacarás su informalidad y parecerá que cargas la mochila de tu hija o de alguien más.

BACKPACK
Rohappy - Shutterstock

 

  1. Cómo llevarla

Si bien no hay problema de cargar tu mochila como tradicionalmente lo haría un estudiante (eso sí, mucho cuidado con los carteristas), también explora agarrarla por el asa superior como si se tratara de una cartera o llevarla a un solo hombro para darle un toque de personalidad y formalidad.

BACKPACK
Superlime - Shutterstock

 

  1. Formas y estampados

La decadencia de las mochilas para adultos vino cuando algunas mujeres, a finales de los 90s, cruzaron el límite llevando diseños con formas de animales y estampados infantiles. Tu mochila de adulta no tiene que ser unicolor o aburrida, pero en todo caso busca la mezcla de materiales y texturas, como por ejemplo cuero con una tela a cuadros ahora que se acerca el otoño.

 

  1. Decoración

Recuerdo que cuando era niña me encantaba decorar mi mochila con llaveros, parches y todo lo que encontrara. Ya de adulta, hay otras maneras de “personalizarla” de una manera mucho más elegante, como por ejemplo grabarle tus iniciales. También puedes colgarle un llavero, pero procura que sea uno solo y vaya acorde con tu edad y atuendo (los pompones unicolores siguen siendo una gran opción por su variedad de colores y tamaños).

BACKPACK
Victoria Chudinova - Shutterstock
Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.