Aleteia

Al Gore admite que “se haría católico” por el Papa Francisco y la Laudato Si’

Capture Youtube
Comparte
Comenta

El antiguo vicepresidente de EE. UU. participó en un debate en directo en la CNN sobre el cambio climático

El padre John S. Rausch de Glenmary apareció como parte de un evento sobre el cambio climático en el canal de televisión CNN que tuvo lugar el pasado 1 de agosto junto con el antiguo vicepresidente de los Estados Unidos Al Gore.

Cuando el presentador Anderson Cooper le dio la palabra, el padre John contó cómo su experiencia como cura en Appalachia le había llevado a creer que la crisis climática es una crisis de espiritualidad.

“Hay muchas personas que no solo viven en una situación de pobreza, sino que también viven cerca de arroyos o montañas contaminados que han sido destruidos”, explicó el padre John. “Sr. Vicepresidente, me gustaría preguntarle cómo podemos actuar para que las personas descubran la conexión espiritual que existe en sus hábitos de consumo para que sean conscientes de las consecuencias que dichos hábitos tienen para los habitantes de Appalachia y el resto del reino de Dios”.

Antes de profundizar en su respuesta, Gore aprovechó la oportunidad para agradecer al padre John la labor que lleva a cabo en su congregación y expresó su admiración por el Santo Padre, el papa Francisco. Asimismo, volvió a mencionar los comentarios que hizo en el evento de 2015 y reiteró que el Papa le inspira de tal forma que podría llegar a convertirse a la religión católica.

“Le quiero dar las gracias, Padre, por la labor que realiza. Yo soy protestante, pero debo admitir que por el papa Francisco sí que podría llegar a ser católico. Es un líder espiritual verdaderamente increíble“.

Al Gore, que creció según las enseñanzas de la Convención Bautista del Sur, sugirió que todas las personas, sin importar la religión, deberían leer la carta encíclica del papa Francisco Laudato Si.

“En mi iglesia me enseñaron que el propósito de la vida es glorificar a Dios, pero si estamos constantemente tratando con desprecio Su creación, no estamos a la altura de la misión que nos ha encomendado. La forma en que vivimos está claramente conectada con esto. No se trata de un asunto político, sino de una cuestión moral y espiritual. Le agradezco que haya sacado el tema”.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día