Aleteia

Neymar, ¿otro jugador de fútbol cristiano al París Saint Germain?

Neymar © Juan Mabromata / AFP
Comparte
Comenta

El delantero del FC Barcelona estaría a muy poco de fichar por el PSG y convertirse en el jugador más caro del mundo. Aprovechamos la ocasión para repasar el recorrido de este ferviente cristiano

El culebrón del verano parece tocar a su fin. Neymar, superestrella del fútbol brasileño, podría convertirse en el jugador más caro de la historia. Mientras que el Paris Saint-Germain (PSG) afirma desde hace semanas que está dispuesto a pagar la cláusula de rescisión fijada en 222 millones de euros por su actual club, el FC Barcelona, una fuerte cercana afirma que el delantero habría “decidido abandonar el Barça”. En cualquier caso, es lo que ha afirmado este lunes 31 de julio BeIN Sports de Oriente Medio, un grupo televisivo con base en Doha, donde Neymar es considerado muy cercano al PSG, cuyos patrones son los mismos cataríes.

Después de una gira con el club catalán que se ha saldado con tres victorias contra la Juventus  de Turín, el Manchester United y el Real Madrid, el brasileño de 25 años no regresó con sus compañeros de equipo, sino que se dirigió a China para unas operaciones comerciales.

Aunque los blaugranas deben retomar los entrenamientos este miércoles 2 de agosto, es probable que Neymar, convocado como los demás, no esté entre ellos. El club incluso ha bloqueado ya el pago de una prima de 26 millones de euros “depositados ante notario, esperando a saber si el jugador continúa” en el club. La llegada a París del brasileño, ferviente cristiano, parece cada vez más evidente.

“Una fuente de la dirección del FC Barcelona confirma que Neymar va a dejar el club”

“La religión lo es todo para mí (…). Dios siempre me ha ayudado, todo lo que tengo es gracias a él que me lo ha dado. Le doy gracias todos los días. En este momento no tengo demasiado tiempo para ir al culto, pero en cuanto puedo, hago una escapada a la iglesia baptista que frecuento desde que soy niño”, explicaba Neymar en 2013, en el momento de su firma por el Barcelona.

Hoy, el jugador dedica el 10% de sus ingresos a la iglesia pentecostal de São Vincente, cuyo pastor le había predicho a los 14 años que se convertiría en uno de los mejores jugadores del mundo. Aunque el joven Neymar da Silva Santos Junior se mudó con su familia a Santos, donde llevó la camiseta del mejor club de la ciudad, como un tal Pelé antes que él, no olvida jamás su iglesia.

Neymar, “100% Jesús”

En 2009, Neymar firmó con el FC Santos su primer contrato profesional. Su ascenso fue rápido. En 2010 ganó con su club la Copa de Brasil y conoció así su primera selección nacional. Se impuso rápidamente como miembro de la Seleção. En 2011, todavía con el Santos, gana la Copa Libertadores, equivalente a la Champions en América del Sur. Todos los clubes europeos se interesaron entonces por el prodigio, con el Real Madrid a la cabeza.

Sin embargo, decide permanecer en Brasil para ganar madurez. En 2013 decidió exiliarse y fichar por el FC Barcelona, club donde evolucionó el argentino Lionel Messi, por entonces triple Balón de Oro.

La transferencia hizo ruido por motivos equivocados. La operación financiera fue objeto de investigación y el presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, fue sometido a examen por “delito contra el Tesoro público”. Poco tiempo después, el FC Santos presentó una denuncia contra los catalanes y el brasileño, afirmando que los últimos habían “cometido unas violaciones del contrato de transferencia y reclamamos una indemnización por los daños, con intereses”.

Sin embargo, el delantero continuó su progreso. En 2013 queda quinto en la clasificación por el Balón de Oro. Fue seleccionado para participar en la Copa del Mundo 2014, que se desarrolla en Brasil. La competición es un fiasco para la selección nacional, humillada con un 7-1 en semifinales contra Alemania, en un partido donde no participó ni Thiago Silva, capitán del equipo formado en el PSG, ni el delantero, que se lesionó en cuartos contra Colombia; sin embargo, es un éxito en el plano personal, con cuatro goles y un pase decisivo en cinco partidos. A pesar del éxito, no se aleja del Señor. Las vísperas de los partidos importantes, publica en Instagram: “Que Dios nos bendiga y nos proteja a todos”.

Que Deus nos abençoe e nos proteja 🙏🏽⚽️

A post shared by Nj 🇧🇷 👻 neymarjr (@neymarjr) on

“Que dios nos bendiga y nos proteja”

En mayo de 2015, después de la final de la Liga de los Campeones que el Barcelona ganó 3-1 contra la Juventus, Neymar fue tema de noticia con su banda de “100% Jesús” en la cabeza. Un gesto que fue censurado, ya que se consideró como un acto de proselitismo religioso. El jugador repitió el gesto, con los mismos efectos, en agosto de 2016, cuando venció con Brasil en los Juegos Olímpicos.

El tercero en la clasificación del Balón de Oro de 2015 no es el único jugador brasileño en declarar públicamente su fe. En París, Neymar podrá asistir al culto con sus compatriotas Thiago Silva, Marquinhos, Lucas y Maxwell, así como con el francés Blaise Matuidi. Todos son especialmente cercanos al pastor evangelista Marco Ceará, antiguo defensa del PSG (2007-2012).

Newsletter
Recibe Aleteia cada día