¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Roger Federer explica cuáles son sus “cinco secretos” para ser campeón

FEDERER
Comparte

Federer, 8 veces campeón de Wimbledon, muestra cómo se plantea su carrera profesional y cuáles son sus prioridades

El próximo 8 de agosto cumplirá 36 años. Su carrera profesional como tenista está llena de éxitos. Es famoso, admirado y hasta querido incluso por sus contrincantes.

De campeones como él vale la pena extraer cuál es la fórmula del éxito, qué hacen para alcanzar la cima, ser los mejores y mantenerse ahí tan largo tiempo. Una cumbre que nadie les regala y parece que hay que escalar de nuevo a diario para mantenerse arriba.

Federer lo ha contado en unas declaraciones que se recogen en el vídeo. Hay que escuchar a quienes nos rodean, extraer de ellos lo que desean para nuestro bien. También hay que ser inconformista con uno mismo: no hacer nada o hacer lo mismo siempre sería condenarse al descenso.

Y, ¿cuál es el impulso para que cada día trate de superarse? Sin duda su estabilidad familiar está en los cimientos. Su mujer, Mirka, con quien se casó en 2009, y sus 4 hijos -dos pares de gemelos- lo acompañan a todas partes. Ellos son sus auténticos “cinco secretos”.

Hasta tal punto es así que recientemente, en una entrevista para ‘XL Semanal‘, explicó cómo compagina la paternidad con el trabajo. “Vivo con dos o tres relojes distintos. Está mi horario, luego el de las chicas y luego el de los chicos”, dice el tenista.

Myla Rose, Charlene Riva, Leo y Lenny, sus cuatro retoños, no se separan de él hasta el punto de que muchas veces comparten habitación, incluso antes de un partido. Quienes son papás y mamás saben que esto puede generar una noche en vela con facilidad. Federer está dispuesto a pagar ese precio por mantener unida a su familia, aunque esto pueda suponer una merma en sus resultados.

Por ejemplo, ya le ocurrió en el París-Bercy de 2011. “Yo no terminaba de estar del todo bien, arrastraba un catarro”, recuerda Federer. “Estaban malos los dos [gemelos], uno de ellos acabó vomitando y no había forma de que se quedase dormido”. Al día siguiente, sin embargo, ganó la final.

Para este tipo de situaciones, en los que uno puede plantearse hasta dónde llegar en la conciliación del trabajo con la familia, Federer prioriza a sus cuatro hijos y a la mamá de estos, Mirka. No faltan catarros, moquitos y fiebre alta, pero “son cosas que pasan”, asegura el campeón, sin que le suponga mayor problema.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.