Aleteia

Guía del botiquín del perfecto veraneante

© Shutterstock
Comparte

Picaduras, rasguños… Salir de vacaciones con un botiquín de primeros auxilios bien pensado es anticiparse a los problemillas que puedan surgir y tratarlos mejor

Cuando nos vamos de casa durante las vacaciones, salimos de nuestro entorno habitual y a veces encontramos situaciones a las que no sabemos responder. Una herida puede suceder con rapidez… Para no echar a perder las vacaciones y salir con la mente tranquila, componer un botiquín de primeros auxilios es un buen medio para prevenir todos los problemas que puedan surgir y poder actuar en consecuencia.

Descubran  estos tres kits que pueden adaptar según sus necesidades, la composición de su familia y su destino. El kit básico les proporcionará los elementos esenciales para los primeros auxilios, el kit familiar les evitará disgustos y aliviará las pequeñas heridas, mientras que el kit de supervivencia les sacará de situaciones más complejas.

El kit básico

El kit básico de primeros auxilios se compone de un conjunto de artículos para tratar las heridas más corrientes. Este botiquín incluye productos que encontrarás fácilmente en tiendas y farmacias. Consulta siempre los prospectos antes de su uso y no dudes en pedir consejo a los profesionales de la salud.

  • Solución antiséptica: para aplicar a una herida abierta o un rasguño.
  • Compresas estériles: para aplicar el producto sobre la herida.
  • Rollo de esparadrapo: para fijar los vendajes.
  • Vendas extensibles: ideales para cubrir una zona que proteger.
  • Tiritas: apósitos (resistentes al agua) para proteger zonas magulladas y ampollas.
  • Aspirinas: para calmar los dolores, disminuir la fiebre y actuar sobre una inflamación.
  • Crema para quemaduras: para el tratamiento de quemaduras solares y quemaduras superficiales.
  • Suero fisiológico: para eliminar cuerpos extraños (en ojos, orejas, nariz).
  • Pinzas de depilar: para extraer astillas, aguijones u otros elementos pequeños clavados en la piel.
  • Habilidades o guía de primeros auxilios: para saber analizar y actuar según la situación.
  • Números de emergencia: adecuados al país de destino.

Más para leer: ¿Cómo curar las pequeñas heridas típicas del verano?

El kit preventivo de viaje para toda la familia

Durante un viaje familiar, un botiquín de primeros auxilios preparado para todos los problemillas cotidianos puede salvales fácilmente el día. A continuación nuestra lista de objetos que tener a mano en toda situación tanto para grandes como para pequeños.

  • Agua: básica e indispensable, debemos salir siempre con una cantimplora de agua.
  • Crema solar: porque hay que proteger la piel de todos los miembros de la familia, sobre todo la de los pequeños.
  • Gafas de sol: básicas para proteger los ojos en los días claros. Mejor cristales de tipo 3 mínimo
  • Sombrero: gorra, visera u otros, para evitar el deslumbramiento y la insolación.
  • Kit de costura: agujas, hilos e imperdibles para reparar puntualmente un tejido rasgado.
  • Antimosquitos: protegerse de los mosquitos a menudo es indispensable.
  • Linterna: útil cuando cae la noche.
  • Prescripciones médicas de cada uno: en caso de que haya que reabastecerse de medicamentos u otros tratamientos.
  • Traducciones: preocuparse por conocer las traducciones de los productos que hará falta comprar en un país extranjero (así como alérgenos de todo tipo, como en los alimentos).

Más para leer: Cómo evitar y sanar las quemaduras de sol

El kit de supervivencia

En medios más hostiles o en paseos autónomos, podríais necesitar accesorios ingeniosos y prácticos. Cuidaos de conocer siempre el terreno en el que os vais a aventurar para no encontraros con sorpresas.

  • Dispositivo de succión de veneno: en caso de picadura de abeja, avispa, avispón, arácnidos u otros insectos.
  • Productos para encender fuego: en caso de necesidad de calentarse o para cocinar.
  • Cuerda de supervivencia: cuerda sólida para levantar cargas o construir un refugio
  • Manta de supervivencia: para conservar el calor, protegerse de la humedad y del viento.
  • Navaja suiza: cualquiera de sus herramientas podría resultar útil.

Una vez hayáis decidido el contenido de vuestro botiquín de primeros auxilios, escoged un continente preferiblemente impermeable y ligero para transportarlo fácilmente. Y para los que tengan dificultades para cerrar sus maletas, consultad nuestros consejos para hacer maletas de viaje.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.