Aleteia

Venezuela: ¿Las bases legales de la convocatoria a la Constituyente en jaque?

General view of "Prado del Este" freeway during a 48-hour general strike called by the opposition, in Caracas on July 27, 2017.
Venezuela's opposition kicked off a second day of a general strike after a day of street protests left three people dead, in an intensifying showdown over President Nicolas Maduro's plan to rewrite the nation's constitution. / AFP PHOTO / JUAN BARRETO
Comparte

Un país paralizado en medio de diversos rumores sobre un posible pronunciamiento del TSJ

El «Paro Cívico» que mantienen los venezolanos contra el gobierno de Maduro amaneció en su segundo día repotenciado. La oposición cifra en 92% cumplimiento del paro general, aunque continúan las muertes, heridos y detenidos en enfrentamientos de la población con la GNB y los colectivos armados del gobierno.

Tres personas más resultaron muertas el miércoles y, según balance de Alfredo Romero, director ejecutivo del Foro Penal, 159 personas fueron detenidas durante el 26 de julio, primer día del paro cívico convocado por la Mesa de la Unidad Democrática para este miércoles y jueves. Anoche, hasta altas horas, se escuchaban detonaciones en diferentes puntos de las ciudades.

La reunión de la OEA volvió a decepcionar en cuanto a los resultados sobre Venezuela, pero el escenario fue propicio para que el Secretario General de la Organización, Luis Almagro, visibilizara en todo su dramatismo el panorama actual del país. Mientras tanto, se multiplican las presiones sobre el gobierno conminándolo a retirar la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente desde fuera y dentro del país.

Nueve aerolíneas internacionales han suspendido operaciones en Venezuela hasta la fecha. Este año, dos se han despedido, la United Continental el 1 de julio y este miércoles Avianca que volaba hasta este jueves.

En un comunicado, la línea colombiana explicó la decisión en base a “limitaciones operativas y de seguridad”. En 2014 se habían retirado Air Canadá y Delta Airlines y el año pasado cancelaron operaciones en suelo venezolano Luftansa, Latan, Gol y Aeroméxico; igualmente American Airlines redujo su servicio y canceló la demandada ruta entre New York y Caracas.

Un dato que refleja el proceder errático y trastornado del régimen es el plagio a una publicación de la Iglesia venezolana. La Editorial San Pablo – la cual produce la hoja dominical que los fieles reciben para seguir la misa a la entrada de cada templo- denunció este miércoles que está circulando una hoja con contenido político de la Constituyente a celebrarse este 30 de julio.

A través de un comunicado, la editorial de la Iglesia Católica venezolana, alertó que dicha publicación “usurpa el nombre, modelo, formato y tipo de letra de la Hoja del Domingo que se distribuye en gran parte de las Iglesias en Venezuela, la cual por más de 50 años solo hace un servicio pastoral a la feligresía católica”. Hacen un llamado “a estar atentos y no dejarse engañar”.

Así mismo, el gobierno está hackeando cuentas opositoras en las redes sociales para llamar a votar por la ANC. Así lo señaló Henry Ramos Allup, ex presidente de la Asamblea Nacional y dirigente del partido Acción Democrática, la mañana de este jueves a través de su cuenta personal de Twitter: «Advertencia: laboratorios sucios del régimen tratando de hackear páginas y cuentas opositores llamando a votar el domingo por prostituyente».

La situación alcanzó un peldaño más en la tensión cuando Estados Unidos anunció sanciones a trece funcionarios claves del gobierno de Maduro. Se trata de altos cargos oficialistas, militares y ejecutivos de la petrolera estatal PDVSA, con lo que se busca aumentar la presión sobre el presidente Nicolás Maduro para que abandone sus planes de realizar una Asamblea Constituyente. A los efectados por la medida -que incluye congelación de cuentas y suspensión de visas- se les señala como responsables de presuntos abusos contra los derechos humanos y corrupción, salvando por ahora al país sudamericano de sanciones financieras o «sectoriales» más amplias contra su vital industria petrolera.

Figuran en la lista negra del gobierno de Trump la presidenta del Poder Electoral, el vicepresidente de la República y el ministro del Interior. La reacción de Maduro fue felicitar públicamente** a los trece funcionarios de su Gobierno que fueron sancionados por EE.UU. El presidente venezolano, además, se apresuró a condecorar a los trece obsequiándoles una réplica de la espada del Libertador, calificando el hecho como “pretensión insolente”.

Mucho se especula con una decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que estaría a punto de producirse, rechazando las bases legales de la convocatoria a la Constituyente, facilitando así al presidente la salida del atrolladero en el cual se metió.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.