Aleteia

«Okja», mi amigo el cerdo gigante transgénico

OKJA
Netflix
Comparte

Aunque previsible, hay que admitir que la película de Bong Joon-ho es emotiva, fresca, divertida, con mensaje y llena de valores y esto, no se crean, tiene su mérito

Okja es una película de Netflix. Mucha gente habrá oído hablar de ella porque a su paso por el pasado Festival de Cannes levantó algunas ampollas. En resumidas cuentas, más de uno manifestó su malestar (entre ellos Pedro Almodóvar) porque una película de Netflix, que en teoría nunca se estrenará en una sala de cine, estuviera en un festival de cine. Así de sencillo. La polémica dio para rato, tanto que The Square, la fantástica cinta sueca que se llevó la Palma de Oro, casi pasó desapercibida.

Okja es una película del director coreano Bong Joon-ho, un cineasta que no ha titubeado a la hora de flirtear con el fantástico y que tiene en su haber películas tan buenas –y dispares- como Memories of Murder (2003), The Host (2006) o Mother (2009).

Que Joon-ho haya intervenido en una cinta de Netflix es solo la punta del iceberg de una plataforma que ya tiene en cartera una cinta de acción y fantasía con el mismísimo Will Smith y que solo denota hasta qué punto están dispuestos sus responsables a apuntar bien alto.

Okja es, a su manera, y manteniendo las distancias, la apuesta intelectual de Netflix que según parece, no hay quien la pare. 

Dicho esto, y sin negar que Okja sea una propuesta interesante, el que realmente merecería un premio es la cabeza pensante a la que, en Netflix, se le ocurrió llevar, y consiguió colar, esta película en la sección oficial de Cannes.

A buen seguro, sin la polémica que la película organizó en el festival, muchos no habrían oído hablar de la cinta y sobre todo no habrían sentido curiosidad por verla. De modo que otro tanto para Netflix. Y van unos cuantos.

Por lo demás Okja es la historia de un futurible distópico y despótico en el que, ante la evidencia de que un día no habrá suficiente comida para alimentar a todos los habitantes de la Tierra, una multinacional decide crear en un laboratorio a una especie de cerdo gigante. Un animal pensado y diseñado para ser un bolo alimenticio.

La multinacional en cuestión, que no tiene un pelo de tonta, decide mandar varios de estos animales a lo largo y ancho del mundo al seno de distintos ganaderos en todo el mundo. El objetivo es encontrar qué clima le resulta más benigno y qué tipo de alimentación más productiva.

El elegido será un remoto pastor del Corea del Sur cuya nieta, Mija (An Seo Hyun) ha recibido al gigantesco animal como su amigo y compañero.

Seguro que se pueden imaginar el resto y este es quizá el peor defecto de Okja, que resulta alarmantemente previsible. Pero a renglón seguido, hay que admitirlo, el gran mérito de Joon-ho es que sin partir de un material particularmente novedoso el resultado final sea una película fresca, emotiva, divertida, con mensaje y llena de valores.

Hay algunas ideas realmente complicadas y algunas incluso turbadoras en Okja que van más allá de su mensaje ecologista. Y eso que el film de Joon-ho casi parece una película infantil; eso sí, si uno no repara en algunos planos, sobre todo, de su tramo final y no se detiene en determinados detalles referentes al animal en cuestión… Podría haber polémica y todo, no se crean…

NO RECOMENDAD PARA MENORES DE 13 AÑOS

Tráiler: https://www.youtube.com/watch?v=rPBDSVtWcSY

Título original: Okja  (2017)

País: Corea del Sur

Director: Bong Joon-ho

Guión: Bong Joon-ho

Música: Jaeil Jung

GéneroFantasía

Reparto: Ahn Seo HyunTilda SwintonJake GyllenhaalPaul DanoDevon Bostick,Lily CollinsGiancarlo EspositoSteven YeunByun Hee-bongShirley Henderson,Daniel HenshallJe MoonChoi Woo-sik

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.