Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 15 abril |
San Damián de Molokai
home iconActualidad
line break icon

Barcelona’92, los Juegos Olímpicos de los 35.000 voluntarios

; 1992; 92

Facebook Voluntarios Barcelona 92

Salvador Aragonés - publicado el 25/07/17

Hoy se cumplen 25 años de una cita olímpica que marcaría un antes y un después

Los Juegos Olímpicos de Barcelona cumplen hoy 25 años de su inauguración, coincidiendo con la fiesta de Santiago Apóstol, patrono de España. Si una palabra puede resumir aquellos Juegos es “ilusión”, una ilusión colectiva que impregnó a toda una ciudad, a todos cuantos participaron en esta efemérides deportiva.

Hoy, a los 25 años de aquellos Juegos Olímpicos (dicen que los mejores de la historia), pocos se acuerdan en la ciudad de Barcelona los éxitos deportivos más sobresalientes, pero una cosa sí recordamos todos: los 35.000 voluntarios que hicieron posible el éxito mundial de unos JJ.OO., junto a los 15.000 en los Juegos Paralímpicos. Fueron estos voluntarios, repartidos por todas las partes de la ciudad, los grandes animadores con su entrega, con su sonrisa, con su ilusión lo que más destacan los barceloneses hoy.

En la ceremonia de clausura de los Juegos, el presidente del CIO (Comité Olímpico Internacional), el barcelonés Juan Antonio Samaranch, pudo pronunciar estas palabras elogiosas para los voluntarios. “Estos han sido, sin ninguna duda, los mejores Juegos de toda la historia olímpica. Gracias de todo corazón a los miles y miles de voluntarios.Nos sentimos orgullosos de vosotros. Nos habéis dado el mejor ejemplo de lo que es la juventud actual de nuestro país”.

Y junto con Samaranch, hay que destacar la labor del alcalde de la ciudad, Pasqual Maragall, que transformó Barcelona en una ciudad cara al mar.

Los 35.000 voluntarios fueron seleccionados, después de un periodo de formación, de entre los 120.000 que, procedentes de toda España, habían solicitado una plaza de voluntario.

¿Qué hacían los voluntarios? Si decimos que un tercio de la organización de los JJ.OO de Barcelona descansó sobre los voluntarios, en parte está dicho todo. Unos estaban en la Villa Olímpica donde vivían los atletas o la llamada “familia olímpica”, otros en los estadios, al servicio de los atletas, los jueces, la organización, el público. Otros en los servicios sanitarios, en el transporte, en la calle repartiendo agua fresca al público que acudía a las sedes olímpicas.

Todos recuerdan la imagen de aquel atleta británico, Derek Redmond, que poco antes de llegar a la meta se lesionó y quiso llegar a la meta arrastrándose con una pierna, hasta que su padre, Jim, bajó de las escaleras, saltó la barrera y ayudó a su hijo a llegar a la meta que llegó con lágrimas en los ojos. Jim fue un “voluntario” a pesar suyo.

Recuerdo un joven de unos 19-20 años que repartía agua fresca sacada de unos grandes recipientes con hielo. Estaba contento y no paraba de ofrecer botellas de agua a los que pasábamos. Yo le pregunté: “¿no te gustaría mejor estar en un estadio, en lugar de estar en la calle bajo este sol?” Era una calle ancha y sin árboles que conducía hacia el Estadio Olímpico.

Y me respondió: “Lo importante es ser útil. Para eso me hice voluntario, ¿no?”. Y añadió: “¡Claro que me gustaría estar en un estadio y ver a los grandes atletas…! A quién no le gustaría, pero cuando eres voluntario vas donde puedas hacer un mejor servicio. No es una cosa de gustos”.

A la vuelta, el joven seguía ahí, tres horas después. Hablé de nuevo con él. Estaba un poco cansado. Me dijo que su padre era conductor de camiones y él estudiaba Derecho (Leyes) en la Universidad Autónoma de Barcelona. No le he visto nunca más.

Sin la aportación de los voluntarios, no hubiera sido posible el éxito de los JJ.OO. de Barcelona’92. Me acordé del muchacho que servía agua a los caminantes cuando escuché el himno final de los Juegos: “Amigos para siempre”.

Tags:
deporteespaña
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
6
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
7
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.