Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 15 abril |
San Damián de Molokai
home iconEspiritualidad
line break icon

7 hechos sobre la vida de los laicos en los primeros siglos del cristianismo

Public Domain

Sempre Família - publicado el 24/07/17

En los primeros pasos de la Iglesia estaba claro que su misión era responsabilidad tanto de los ministros ordenados como de los laicos

A pesar de que habitualmente no se da una mejor descripción que «el laico es quien no es sacerdote ni religioso», es de la vida laica de la que la Iglesia está principalmente compuesta. El ministerio ordenado, como sabemos, no es un fin en sí mismo. Obispos, sacerdotes y diáconos están al servicio del crecimiento de la fe, en la esperanza y el amor de aquella multitud de hombres y mujeres que fecundan con el Espíritu de Dios la vida del mundo.

El protagonismo del laico en la vida de la Iglesia es un tema que ha sido retomado con más fuerza en los últimos tiempos por el Concilio Vaticano II, sobre todo en las constituciones Lumen Gentium y Gaudium et Spes y en el decreto Apostolicam Actuositatem. 

Por » vida de la Iglesia», entiéndase tanto su participación en la sociedad realizada a partir del Evangelio y de esta forma, como presencia de Cristo en mundo, como a su colaboración, al lado de clérigos y religiosos, en la misión evangelizadora de la Iglesia, asumiendo servicios pastorales.

Desde el Concilio, los laicos han asumido lentamente puestos en la Curia Romana y en las diócesis. Son más numerosas – pero aún tímidas – las beatificaciones y canonizaciones de los laicos. Los laicos empezaron a poder estudiar teología y enseñar en esa área. Pero ¿cómo se vivía el laicado en los inicios de la Iglesia? Mira estos siete datos sobre cómo era la vida de los laicos en los primeros siglos del cristianismo.

1 – Laikós

La palabras «laico» – del griegoλαϊκός (“laikós”), que viene deλαός (“laós”), “pueblo” – no aparece en el Nuevo Testamento. Su primer registro en el contexto cristiano está en la carta de Clemente a los corintios, al final del siglo I.

2 – Ellos anuncian, enseñan y participan

Pero está claro que laicos y laicas están presentes en la Iglesia naciente: participan en la elección de Matías para la vacante que surgió entre los doce apóstoles con la muerte de Judas (cf. Hch 1,23), así como en la elección de los siete primeros diáconos (cf. Hch 6, 1-6). Anuncian el Evangelio, hasta aprovechan las dispersiones que ocasionan las persecuciones (cf. Hch 8, 4; 11. 19), y asumen ministerios como el de didáscalo (maestro, doctor), como la pareja Aquila y Priscilla, que da una formación más profunda de la fe a Apolo (cf. Hch 18,26).

3 – «Ya llenamos todo»

Estaba claro que la misión evangelizadora de la Iglesia era responsabilidad tanto de los ministros ordenados como de los laicos. Era en las conversaciones del día a día, en las ciudades y los campos, que el nombre de Jesús se anunciaba. Tertuliano, al final del siglo II, alababa frente a los paganos los frutos del testimonio cristiano en medio del mundo: «Nosotros somos de ayer y ya hemos llenado todo lo que es de ustedes: ciudades, islas, fortalezas, municipios, aldeas, los mismos campos, tribus, decurias, palacios, senado, foro; dejándoles sólo los templos…»

4 – Trinidad

El teólogo africano Tertuliano (+220), por otro lado, era uno de los grandes escritores de la Iglesia de los primeros siglos; fue él quien registró por primera vez el término «Trinidad» y quien hizo la más antigua exposición formal sobre la teología trinitaria. Y era laico.

5 – Apologetas

El filósofo y mártir Justino (+165) también era laico, así como Minucio Félix, Lactancio y otros escritores cristianos. Otro personaje fundamental de la Iglesia de los primeros siglos es Orígenes (+254), ya era teólogo renombrado y estaba en activo hacía más de veinte años cuando fue ordenado presbítero.

6 – Predicación

Hasta el siglo III, no era raro ver laicos predicando en público en las asambleas, de forma oficial. «Donde se encuentran hombres en condición de ayudar a los hermanos, son invitados por los santos obispos a predicar para el pueblo», escribieron Teoctisto de Cesárea y Alejandro de Jerusalén, obispos, en una carta defendiendo el ministerio de Orígenes como predicador, en el que citan otros diversos casos. La epístola es reproducida por Eusebio en su Historia eclesiástica. 

7 – La elección de los obispos

Es sólo a lo largo de los siglos III y IV que comenzaron a aparecer escritos que crean un abismo entre ministros ordenados y laicos, como la Didascalia y las Constituciones Apostólicas. Hay una función en la que participan los laicos que, no obstante, es mantenida religiosamente aún por mucho tiempo: la elección de los obispos. La praxis es considerar la participación de todo el pueblo cristiano en la elección de su obispo como una regla indispensable. Tanto es así que san Agustín – una excepción, pues fue señalado como obispo por su antecesor, Valerio -, así como el primado de Numidia, Megalio de Calama, que presidió su ordenación, se disculparon posteriormente por la elección episcopal realizada sin la participación del pueblo.

___

Por Felipe Koller (teólogo, con maestría en la Pontificia Universidad Católica de Paraná. Es catequista hace 12 años y predica en retiros de jóvenes. Ha lanzado una serie de libros infantiles por la Editorial Apostolado de la Divina Misericordia. A través de Sempre Família.

Tags:
cristianismohistorialaicos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
6
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
7
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.