Aleteia

Mujer valiente envía mail a sus colegas sobre cómo tomarse un día para cuidar la salud mental

MADALYN PARKER
Comparte

… y la respuesta de su jefe es perfecta

En pleno auge de la temporada vacacional, muchos de nosotros estamos deseando dedicar nuestros valiosos días a relajarnos y centrarnos en la familia. Sin embargo, no es extraño que a menudo volvamos de unas vacaciones con la sensación de que necesitamos otras, en especial cuando vemos las montañas de colada. Aunque las vacaciones nos sacan de la rutina diaria, que es algo importante, no nos dan necesariamente oportunidad de desconectar de verdad y escapar de los estrés del día a día. Aquí es cuando un día de salud mental puede ser crucial.

Si nunca has oído hablar de estos días, es porque hay mucho estigma relacionado con cualquier cosa que tenga que ver con la salud mental. Sin embargo, hace poco, una mujer, Madalyn Parker, decidió no solo tomarse un tiempo libre para centrarse específicamente en su salud mental, sino que además lo comunicó a sus compañeros en un correo electrónico, incluyendo su jefe. La desarrolladora web luego tuiteó el intercambio de emails que había tenido con su jefe para que los demás lo leyeran y compartieran. Destacó así lo increíble que es su jefe y la importancia de tomarse un tiempo libre para poder rendir con nuestra mejor capacidad.

https://twitter.com/madalynrose/status/880886024725024769/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw&ref_url=https%3A%2F%2Faleteia.org%2F2017%2F07%2F13%2Fbrave-woman-emails-her-colleagues-about-taking-a-mental-health-day%2F

El hilo de Twitter generó una gran cantidad de respuestas positivas, con algunas que cuestionaban la diferencia entre vacaciones y días para salud mental, a lo que Parker respondió: “Separarlos me ayuda a reflexionar sobre ellos. Me cogí todo un mes por una hospitalización parcial el verano pasado, y eso fue un permiso por enfermedad. Todavía sentía que necesitaba un tiempo de vacaciones porque no lo había usado, y es un concepto separado”.

Días libres para cuidar de mí mismo

Otro usuario de Twitter, Josh Hancock, razonó: “Uno no se pide un permiso por vacaciones porque tenga un resfriado. La salud mental es tan seria y real como la salud física”. Y Pavneet Singh Saund expresó lo que muchos padres sienten a menudo: “Con una familia necesito vacaciones para compartir experiencias. Me tomo días libres para cuidar de mí mismo. Física y mentalmente”. Mientras que Angela Grace tuiteaba: “¡Ya quisiera yo! Tengo un jefe que LITERALMENTE me dijo que iba a despedirme por tener depresión porque era ‘inapropiado”.

Aunque es cierto que el jefe de Parker, Ben Congleton, parece bastante excepcional, este simple intercambio de correos electrónicos demuestra lo importante que es romper el estigma vinculado con la salud mental. En respuesta al interés por el hilo de correos de Parker, Congleton señala: “Estamos en el 2017. No puedo creer que siga siendo controversia hablar de la salud mental en el lugar de trabajo cuando 1 de cada 6 estadounidenses se medican para su salud mental”.

Es una proporción pasmosa. La Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI, por sus siglas en inglés) explica que 43,8 millones de estadounidenses experimentan una enfermedad mental en algún año de su vida, con 9,8 millones de personas que aseguran que esto les afecta en una o más de sus actividades vitales.

Empresas, muévanse

Si las empresas animan a sus empleados a tomarse un poco de tiempo para centrarse en su salud mental de vez en cuando, podrán tener una mano de obra más productiva. Según declara con acierto Congleton: “Nuestros trabajos requieren una ejecución con un alto rendimiento mental. Cuando un atleta está lesionado, se sienta en el banquillo y se recupera. Hay que deshacerse ya de la idea de que el cerebro es diferente”.

Al alzar la voz sobre problemas de salud mental podemos intentar entender a nuestros colegas y quizás incluso ayudarles a combatir algunos de sus problemas. Para ayudar a los necesitados se empieza, simplemente, cuidando los unos de los otros.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.