Aleteia

“Agua por muchos años”: Una nueva esperanza para miles de bolivianos

HAMPATURI
Harald Vega-cc
Comparte

Bolivia prevé abastecer de agua a La Paz y el Alto a través de tres nuevas represas

El agua se ha transformado en los últimos años en un recurso natural sumamente preciado en Bolivia, país con disputas históricas con países vecinos en procura de una salida al mal y a menudo afectado por fenómenos climáticos como la sequía, entre otras cosas.

En los últimos días una señal de esperanza surgió para los habitantes de La Paz y El Alto, acostumbrados a lidiar con todo lo que conlleva la falta de agua, tras el anuncio de la construcción de tres nuevas represas.

 

LA PAZ
cliff hellis-CC

 

«Cuando hay voluntad política, esfuerzo, compromiso, sacrificio de servicio al pueblo, siempre se puede encontrar plata para atender las grandes demandas que tiene el pueblo boliviano, en este caso el pueblo paceño», expresó el presidente Evo Morales durante la inauguración de la sexta presa ubicada entre las dos ciudades en cuestión denominada Hampaturi Alto, reproduce la Agencia Boliviana de Información (ABI).

 

 

En este caso, el de la reciente inauguración, los beneficiarios son más de 200.000 habitantes de La Paz y El Alto. El propio ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, confirmó que esta nueva represa tiene una capacidad de 6 millones de metros cúbicos de agua y “mejorará la provisión para la población por muchos años”, indica El Deber.

Es que el año 2016 aún permanece en la retina de muchos pobladores locales debido a una fuerte crisis de desabastecimiento de agua potable, considerada la peor en los últimos 20 años.

Entre los diversos factores para explicar tal situación en su momento surgieron expresiones vinculadas al cambio climático, el fenómeno de El Niño y otros aspectos sobre los efectos de la contaminación del agua potable debido a megaproyectos de extracción de recursos naturales.

Durante aquel año, los centros de salud estaban entre los más afectados por la falta de agua apta para el consumo, con todo lo que ello conlleva.

Sin embargo, además de la entrega de la nueva represa Hampaturi Alto, con el anuncio de tres nuevas represas surge una nueva esperanza y desde el gobierno se afirma que se asegurará agua “por muchos años” a las ciudades de La Paz, la capital del país, y El Alto, una de las ciudades más pobladas del país y también una de las más pobres y marginales.

 

 

Las zonas elegidas para estos emprendimientos son Chuquiapo-Chacaltaya, Pampalarama y Alpaquita, lugares que al mismo tiempo son más que recomendados para cualquiera que se acerque o visite La Paz.

En cuanto a la situación contractual, dos de las represas ya están en ejecución, mientras que la tercera aún no tiene la firma.

La batería de proyectos para contemplar la problemática de desabastecimiento de agua no se agota con estas nuevas represas, sino que se tienen previstas en el corto plazo otras obras hidráulicas como el trasvase Huayllani-Estrellani-Pongo hacia la zona del Amazonias, entre otras.  Al mismo tiempo, Morales aseguró que los recursos de la inversión provienen del Tesoro General de la Nación (TGN).

Solo resta esperar que todo lo proyectado pueda concretarse cuidando los aspectos medioambientales de la zona para que los habitantes puedan efectivamente alcanzar la paz y mirar el tema del desabastecimiento del agua como un tema del pasado.

En base a ABI y otras fuentes

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.