Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 17 mayo |
San Pascual Bailón
home iconActualidad
line break icon

Dos sacerdotes congoleños secuestrados

CONGO

MONUSCO Photos-CC

Agencia Fides - publicado el 18/07/17

"Hacerles daño, significa dañar a toda la comunidad a la que sirven" afirma la Conferencia Episcopal del Congo

Dos sacerdotes católicos congoleños han sido secuestrados en la noche entre el domingo 16 y el lunes 17 de julio. Don Pierre Akilimali y don Charles Kipasa han sido tomados por la fuerza por unos desconocidos en la parroquia de Notre-Dame des Anges de Bunyuka, en la diócesis Beni-Butembo, en la provincia del Nord-Kivu, en el noreste de la República Democrática del Congo.

El secuestro de ambos sacerdotes ha sido condenado por la Conferencia Episcopal Nacional del Congo que en un comunicado denuncia el clima de inseguridad en la zona y recuerda a las autoridades congoleñas su tarea de “garantizar la seguridad de las personas y de sus bienes”. La CENCO también ha pedido a las fuerzas de seguridad que hagan “todo lo posible para liberar a los dos sacerdotes de las manos de sus secuestradores y que traten de desmantelar la red criminal que perturba la paz en la región de Beni”.

La declaración recuerda también que desde octubre de 2012 no se sabe nada de la suerte de los tres padres asuncionistas, Jean-Pierre Ndulani, Anselme Wasikundi y Edmond Bamutute, secuestrados en su parroquia de Notre-Dame des Pauvres de Mbau, a 22 km de Beni .

“Los sacerdotes son hombres de Dios que dedican su vida al bien de la población, sin tener una agenda política. Hacerles daño, significa dañar a toda la comunidad a la que sirven”, subraya la declaración firmada por Su Exc. Mons. Marcel Utembi, Arzobispo de Kisangani y Presidente de la CENCO.

Según la nota enviada a la Agencia Fides por la CEPADHO, una ONG local por la defensa de los derechos humanos, los dos sacerdotes fueron secuestrados por una docena de hombres armados en vestidos de camuflaje que atacaron a la parroquia. Los asaltantes golpearon a algunos seminaristas de la parroquia y robaron dos coches y dos motos de los sacerdotes. Los dos jeeps han sido encontrados más tarde cerca del Parque Nacional de Virunga.

Tags:
áfricacongosecuestro
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
2
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
3
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.