Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconActualidad
line break icon

Sacerdote libra la muerte después de terrible confusión

VIOLENCE-MEXICO

© 2013 Todd Mecklem-CC

VIOLENCE-MEXICO-STREET ART

SIAME - publicado el 16/07/17

Ya atado, los delincuentes le tomaron una fotografía, y la enviaron a quien lo había mandado matar; entonces se dieron cuenta que era una equivocación.

El pasado 3 de julio, el P. Juan Botello Barrios, encargado de la Parroquia Llagas de Nuestro Señor Jesucristo, vivió momentos de verdadera angustia, mismos que compartió con el P. Juan Pablo y un colaborador del templo ubicado en la avenida Recreo, de la Delegación Iztacalco, debido a que tres hombres ingresaron en la iglesia con la intención de asesinarlo, pues lo habían confundido.

Sobre los hechos, el P. Juan Botello refirió a Desde la fe que aproximadamente a las 7:30 horas de la mañana, mientras se encontraba desayunando, el sacristán abrió las puertas de la parroquia; debido a que él ya no escuchó más ruidos afuera, decidió asomarse para ver qué ocurría, pero en ese momento se encontró con uno de los hombres, quien se dirigió a él con palabras altisonante, preguntándole si era el responsable del templo, a lo que él dio una respuesta afirmativa.

Explicó que el hombre siguió insultándolo: “…vengo por lo que tú ya sabes…”, le dijo. Entonces se acercó otro de los sujetos; entre ambos lo obligaron a hincarse apuntándole a la cabeza con un arma de fuego, y le preguntaron si se encontraba alguien más en el templo; “en ese momento se hallaba ahí el P. Juan Pablo, quien está enfermo y se queda todo el fin de semana para ayudarme a confesar, y don Ángel, un señor ya grande y enfermo, quien me ayuda a organizar las cartas parroquiales”.

El P. Juan Botello señala que los hombres le taparon los ojos y la boca con cinta plástica, lo inmovilizaron con cinchos de plástico, y le comenzaron a pegar y a amenazarlo: “Danos las llaves de las alcancías…”. Explica que él accedió a sus peticiones; posteriormente le pidieron las llaves del coche y le comentaron que lo habían estado vigilando desde tiempo atrás; “yo me hice de valor y les aclaré que sólo tenía tres meses ahí”.

Dijo que los asaltantes, al saber eso, le quitaron la cinta de los ojos pidiéndole que no los abriera; alcanzó a escuchar el clic de la cámara de un celular, le volvieron a cubrir los ojos y lo llevaron a la habitación donde ya tenían al P. Juan Pablo y al señor Ángel, a quien, por su avanzada edad y su enfermedad, no le vendaron los ojos, pero lo obligaron a estar con la cabeza agachada.

Refiere que los hombres salieron, y en ese momento le pidió al P. Juan Pablo que le diera la absolución, pues estaba casi seguro de que lo asesinarían; el padre lo hizo, y le pidió lo mismo.

Señala que en el exterior sólo se escuchaba que sus captores consultaban algo vía telefónica; luego, entre ellos comentaron que no era a quien buscaban, pero uno dijo: “De todos modos, mátalos”.

El sacerdote comentó que sólo esperaba escuchar, de un momento a otro, algún balazo, pero “lo último que alcancé a escuchar fue que huyeron en mi automóvil, mismo que abandonaron horas más tarde a unas cuadras. Cuando pude reaccionar, pedí al señor Ángel que llevara un cuchillo y cortara los cinchos”.

Explica que lo que sí se llevaron los sujetos fue el dinero de las alcancías, su cartera, sus identificaciones y dos tarjetas bancarias.

Señala que llamó a una patrulla para dar fe de los hechos, y más tarde, acompañado de un abogado, se dirigió al Ministerio Publicó a levantar el acta; un engorroso trámite que le llevó concretar hasta el día siguiente.

Finalmente, el P. Juan Botello Barrios dijo que hasta el momento ignora el móvil de lo ocurrido. “En este tipo de situaciones se siente la falta de preparación, prepotencia, complicidad e insensibilidad en las autoridades. Me cambiaron a otra fiscalía por algunos detalles que me faltaron, y las declaraciones del sacristán y del señor Ángel. Parece ser que algunas cámaras captaron algo, pero no sé que resulte, todo está sujeto a las averiguaciones”.

Tags:
mexicosacerdotesecuestroviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.