Aleteia

Venezuela: Urosa llama a respetar la consulta popular de este domingo

Guardian Catolic
Comparte
Comenta

Con motivo del “plebiscito” del 16 de julio, que el Gobierno intenta censurar, el arzobispo de Caracas pide respeto y que no haya violencia

Las expectativas crecen en torno a la consulta soberana o “plebiscito”, de este domingo 16 de julio en Venezuela, convocada por la Asamblea Nacional, a pesar del cerco informativo, la censura que el Gobierno de Nicolás Maduro trata de imponer a los medios de comunicación e internet, además de las amenazas vertidas contra los empleados públicos y demás ciudadanos.

Por lo menos 12 millones de venezolanos concurrirán a esta consulta, según varias empresas encuestadoras. Estos “electores” deberán responder a tres preguntas en un inédito “proceso” organizado por los demócratas del país. La cuestión principal es rechazar o aceptar la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, cuya realización será el 30 de julio.

La iglesia católica sigue siendo uno de los factores más activos, no sólo alertando sobre lo que pudiera significar la Constituyente de Maduro, de concretarse para el país, sino también llamando a la paz, a la convivencia y la tolerancia entre los venezolanos.

El cardenal Jorge Urosa Savino, en vísperas de este “plebiscito” que se cumplirá el Día del Carmen, hizo un llamado a que se realice en paz. “Dicha consulta es absolutamente legítima, como afirmamos los obispos de Venezuela”, pronunció el purpurado.

Por ese motivo, como arzobispo de Caracas, hago un llamado a que se permita la realización de esta consulta popular sin violencia alguna”, dijo en un comunicado remitido este 15 de julio.

Sin embargo, la consulta popular no cuenta con el apoyo del Consejo Nacional Electoral, organismo de mayoría oficialista que, contrariamente, validó la realización simultánea del simulacro de elección de la Constituyente Comunal. Para muchos voceros de la oposición esa decisión “es una tentación a la violencia”.

En tal sentido, el cardenal Urosa exigió a los cuerpos de seguridad colocarse al servicio de toda la población e impedir hechos de violencia contra este proceso de consulta. “Para ello es preciso que  los cuerpos de seguridad del Estado, al servicio de todo el pueblo venezolano sin distinción alguna, brinden protección a las personas que dirijan la  consulta, y que impidan cualquier ataque violento a los venezolanos que acudan a ella”, dijo.

De igual manera, Urosa Savino manifestó que en la Iglesia: “¡Hacemos votos porque los venezolanos podamos expresar nuestras opiniones sin traba alguna!”; y con meridiana claridad, exigió: “Que se respeten los derechos políticos del pueblo”.

¿Se cumplirá la censura informativa?

En las últimas horas trascendió que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Conatel, ente del Estado venezolano que regula la transmisión informativa y el espectro radioeléctrico, visitó y envió sendas misivas a varios medios de comunicación y periodistas, alertándoles de no transmitir informaciones sobre esta multitudinaria movilización opositora.

El Colegio Nacional de Periodistas, seccional Caracas, rechazó la actuación de Conatel porque constituye una evidente censura previa. “El gobierno continúa con su política de censura contra la información en Venezuela”, dijeron en un comunicado, el 13 de julio.

“Es ya conocida la actuación de Conatel, quien giró instrucciones a las diversas estaciones de radio y televisión venezolanas, comunicándoles algunas prohibiciones relacionadas con la consulta popular convocada por distintos factores sociales y políticos para este domingo 16 de julio”, expresó la junta directiva del CNP.

Por su parte, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, SNTP, emprendió una campaña para contrarrestar el bloqueo informativo, según publicaron en Twitter. “Ayúdanos a vencer la censura. Este domingo #16Jul comparte  fotos y videos de la participación en la consulta popular #RadarVenezuela”, dice en @sntpvenezuela.

Las preguntas de la consulta

El proceso se cumplirá en 2023 puntos soberanos que cuentan, a su vez, con 15.000 mesas electorales en todo el territorio nacional. Muchos de estos se ubican cercanos o dentro de  instalaciones (no en templos) de la iglesia católica. En el extranjero se cumplirá en 70 países.

La primera pregunta que se plantea es la siguiente: “¿Rechaza y desconoce la realización de una Constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo venezolano?”. La respuesta, como a las demás preguntas, debe ser: Sí o No.

“¿Demanda a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional?, es la segunda pregunta formulada en esta consulta popular.

La tercera pregunta, dice: “¿Aprueba que se proceda a la renovación de los poderes públicos de acuerdo a lo establecido a la Constitución, y a la realización de elecciones libres y transparentes así como la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional?”.

Ayuno y Oración. Cabe indicar que durante su mensaje, previo a este proceso de consulta, el cardenal Jorge Urosa Savino clamó a Dios y a “María Santísima del Carmen” para que en Venezuela “podamos todos vivir en paz, como hermanos”.

Finalmente, en consonancia con sus hermanos del Episcopado, convocó a toda la iglesia de Caracas y de Venezuela, para “una Jornada de Oración y Ayuno el próximo viernes 21 de julio, a fin de pedir a Dios que bendiga los esfuerzos de los venezolanos por la libertad, la justicia y la paz”.

 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día