Aleteia

Charlie Gard a la espera de la decisión del juez

Comparte
Comenta

Argumentos de la familia y del hospital en una vista llena de controversias y distintos dictámenes médicos

Los padres de Charlie Gard, el Great Ormond Street Hospital y el propio Charlie Gard se encuentran a la espera de que el juez Nicholas Francis, juez de la Corte Suprema dicte sentencia ante la posibilidad de si se permite el tratamiento experimental para el bebé o si bien permite la desconexión por parte del hospital.

El juicio, que comenzó el jueves, está siendo seguido por todo el mundo y en él se están sucediendo las opiniones médicas y las controversias y discusiones entre los abogados de ambas partes. Los padres, en una tensa vista, llegaron a abandonar la sala por considerar que el magistrado estaba manipulando algunas de sus anteriores declaraciones.

Una de las grandes divergencias entre los padres y los médicos han sido la información por parte del hospital de que la cabeza de Charlie no crece. Los padres muestran que han medido la cabeza de su hijo y que es dos centímetros más grande de lo que afirman desde el hospital. El tema es importante porque podría demostrar o no el sufrimiento del cerebro del bebé. El juez Nicholas Francis ha ordenado que un médico independiente mida la cabeza del bebé lo que puede ir retrasando el dictamen y la decisión final.

Durante el juicio se han ido sucediendo los estudios y los datos médicos. Los representantes de los padres han ofrecido los datos médicos que avalan el tratamiento. Datos como que el tratamiento daría a Charlie un 10% de posibilidades de recuperarse o que existe un 90% de probabilidad de que el tratamiento cruce la barrera hematoencefálica y un 56% de probabilidad de generar recuperación muscular en Charlie.

Por su parte el Great Ormond Street Hospital mostró una declaración en la que muestran que Carlie “es un niño hermoso, un pequeño afligido por una de los más crueles de enfermedades” y hablan con cariño sobre lo que están haciendo sus padres: “Charlie es inmensamente afortunado por la gratitud y devoción de sus padres”. Incluso muestran su reconocimiento ante “su dedicación y su incansable búsqueda de una cura para él”.

No obstante, el hospital se siente seguro de que han hecho todo lo posible por Charlie y muestran que han puesto todo lo que tienen por amor hacia el pequeño.

En su escrito muestra todo lo que ocurrido durante este tiempo, el tratamiento que le han ofrecido, las divergencias con sus padres y cómo han llegado a tomar la decisión de negarse al traslado del pequeño y pedir finalizar su tratamiento.

Aquí puede leerse la información ofrecida por el Hospital

Más información:

Una hora dramática para los padres de Charlie

El caso del bebé Charlie: las dos cuestiones que necesitan aclaración

El caso de Charlie Gard levanta interrogantes sobre el tratamiento médico y los derechos de los padres

Charlie Gard: La decisión de los médicos podría ser ética

Opinión del Observatorio de Bioética de la UCV: Charlie Gard, situación actual del bebé enfermo que quieren desconectar en el hospital

Newsletter
Recibe Aleteia cada día