Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 julio |
Santa Brígida de Suecia
home iconActualidad
line break icon

Transformers – El último caballero: Los Autobots de la Mesa Redonda

© Transformers Last Knight /Fair Use

Tonio L. Alarcón - publicado el 09/07/17

Intenta recuperar el tono aventurero de la primera Transformers, pero se topa con un guión deslavazado y un Michael Bay cansado de la franquicia

No deja de ser curioso que Rey Arturo: La leyenda de Excalibur haya coincidido en el tiempo con este Transformers: El último caballero. Y es que ambos largometrajes intentan actualizar, a partir de puntos de vista muy divergentes, los relatos artúricos: el primero, desde el filtro desmitificador y posmoderno de Guy Ritchie, y el segundo, con la intención de enriquecer y expandir la mitología de la franquicia juguetera de Hasbro, con el objetivo de seguir alargándola, a ser posible, hasta el infinito.

Pero ambas coinciden en uno de los grandes males que aquejan a los blockbusters de los últimos años, y es la sensación cacofónica, anárquica, que desprenden unos guiones deslavazados e incoherentes, demasiado condicionados por el peso de sus monstruosos presupuestos.

En el caso de la quinta entrega de Transformers, el libreto, firmado por Art Marcum, Matt Holloway y Ken Nolan –pero, en la práctica, salido del equipo de guionistas formado por Paramount para reactivar comercialmente la serie–, quiere distanciarse del tono destructivo y catastrofista de los últimos capítulos para recuperar, hasta cierto punto, el aire aventurero del filme original.

La cuestión es que, para hacerlo, construyen un arco argumental lleno de complicaciones innecesarias y de giros de guión sin demasiado interés –como toda la búsqueda del báculo de Merlín, que alarga el metraje con una especie de inacabable guiño a la saga Tomb Raider y, en general, a las aventuras gráficas–, hasta el punto de que se diría que, a lo largo del metraje, se entrecruzan al menos dos o tres películas distintas que habrían funcionado mejor por separado… O, como mínimo, conectadas de forma menos forzada.

A Michael Bay se le nota, hasta cierto punto, incómodo dentro de ese registro aventurero. En general, su cine funciona mejor cuanto más visual y más visceral es, y El último caballero no es una excepción a ese respecto: su pulso se hace mucho más vibrante cuando tiene que rodar batallas multitudinarias –sobre todo, entre robots gigantes– y planetas destruyéndose mutuamente, pero en cambio le puede la desgana cuando la trama baja a ras de suelo…

Porque, a estas alturas de su filmografía, Bay, más allá de los ceros de su cheque, no se reconoce tanto en la franquicia de Hasbro como en trabajos mucho más personales como Dolor y dinero o 13 horas: Los soldados secretos de Bengasi. Algo parecido a lo que le ocurre a su amigo Mark Wahlberg, y al que, salvo cuando tiene la oportunidad de ejercitar su talento para la comedia, se le intuye claramente desconectado del proyecto.

Son, en cambio, los actores veteranos como Anthony Hopkins, John Turturro o Stanley Tucci –estos dos últimos, en meros cameos glorificados– los que acaban dándole lustre a la película, pues, conscientes de que no son más que meros engranajes dentro del mecanismo de funcionamiento de El último caballero, aprovechan la ausencia de responsabilidad para pasárselo en grande sin que nadie les pueda echar nada en cara.

De ahí que, sobre todo un Hopkins especialmente inspirado, conviertan cada una de sus apariciones en pequeños gags autónomos que logran elevar el interés del proyecto muy por encima de sus agotadoras set pieces cargadísimas de efectos digitales.

Ficha técnica

Título original: Transformers – The Last Knight

Año: 2017

País: Estados Unidos

Género: Acción

Director: Michael Bay

Intérpretes: Mark Wahlberg, Anthony Hopkins, Isabela Moner, Laura Haddock, Stanley Tucci, John Turturro

Tags:
cinegrandes producciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
2
Verificat
¿Es peligrosa la nanotecnología usada en las vacunas anti covid?
3
nun
Larry Peterson
Jesús le regaló a esta religiosa esta oración de 8 palabras
4
WATER
Philip Kosloski
¿Por qué el sacerdote se lava las manos durante la misa?
5
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
6
MEN METAL DETECTING
Zoe Romanovsky
Un hombre encuentra la Medalla Milagrosa en el océano después de ...
7
MONICA ASTORGA
Esteban Pittaro
Una monja carmelita logró la casa propia para 12 personas trans
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.