Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 27 septiembre |
San Vicente de Paúl
home iconCuriosidades
line break icon

El matrimonio que, por accidente, inventó el botox

Tomasz Kobiela

Adriana Bello - publicado el 04/07/17

Pero irónicamente, no se hicieron multimillonarios

El botox es, sin duda, uno de los descubrimientos más importantes de la cosmetología actual. Su efectividad a la hora de eliminar las líneas de expresión ha quedado más que comprobada. Claro, algunas personas quedan estupendas y otras como John Travolta, pero lo cierto es que goza de una gran popularidad y, guste o no, la gente ha oído hablar de estas inyecciones.

Su origen es bastante curioso y fue gracias a una pareja de doctores canadienses hace justamente 30 años. Hay que aclarar que la toxina botulínica ya existía, pero no era utilizada para cuestiones de belleza, sino sólo con fines propiamente médicos.

La doctora Jean Carruthers y el doctor Alastair Carruthers compartían consultorio. Ella era oftalmóloga y él dermatólogo. Entre las anomalías que Jean trataba estaba el blefaroespasmo que, como su nombre indica, son una serie de espasmos o movimientos involuntarios que ocurren en los músculos de la cara, sobre todo alrededor de los ojos, que en los 80 eran tratados con la aplicación de una solución a base de la toxina botulínica.

Un día, una de sus pacientes de blefaroespasmo le reclamó que no le había inyectado su frente. La doctora se extrañó porque ya no lo requería por no presentar espasmos en esa zona, así que le preguntó la razón de su insistencia, y la paciente le contestó: “Es que cuando inyecta mi frente, las arrugas desaparecen”.

Ella se lo comentó a su esposo en casa, dado que él era el experto en la materia, pero nunca había escuchado algo similar, aunque sí se mostró muy interesado porque lo que en ese momento existía para rellenar las arrugas (sobre todo las líneas verticales del ceño) era muy doloroso y de muy corta duración.

Nikolay Litov

Al día siguiente, la doctora Jean convenció a su recepcionista para que fuera su “conejillo de indias” para comprobar que el posteriormente llamado botox sí servía para borrar las arrugas. El resultado fue magnífico, y tanto ella como el doctor Alastair estaban listos para compartir este descubrimiento con el mundo.

Sin embargo, no obtuvieron las reacciones esperadas y muchas personas (incluida la Sociedad Americana de Dermatología) se mostraron renuentes a inyectar toxina botulínica en las líneas de expresión. La pareja siguió insistiendo y Jean hasta comenzó a inyectarse ella misma, hasta que finalmente poco a poco fueron ganando audiencias al mostrar los resultados que se alcanzaban.

Ella dejó la oftalmología y, junto a su marido, se dedicaron a la cirugía cosmética. El boom del botox finalmente llegó en 1993 pero, irónicamente, los Carruthers nunca lo patentaron, así que no percibieron el dinero que cualquiera esperaría de los “creadores” del botox.

Para ellos, era su manera de devolverle a la sociedad lo que ésta les había dado en educación. Su finanzas sí se vieron mejoradas, pero porque eran muy buscados por ser los pioneros en la materia, mas no por regalías. “Quizá me perdí la fortuna, pero hemos tenido la experiencia más enriquecedora haciendo sentir mejor a nuestros pacientes”, dijo una vez la doctora al diario Sunday Mirror, asegurando que sobre todo las mujeres se sentían mejor al verse mejor.

Jean se ha seguido inyectando botox, pero sólo en su ceño y de forma controlada (no vayan a creer que con las pruebas que se hizo quedó como Donatella Versace) y el doctor Alastair también se ha animado a disfrutar de sus beneficios, pero inyectándose sus axilas para combatir sus problemas de sudoración (otro de los usos del botox, que también se puede aplicar en las palmas de las manos).

Ambos aseguran que el problema actual es que se ha abusado de su uso y hay personas que inyectan botox sin estar capacitadas para hacerlo. Ellos siguen ejerciendo la medicina cosmética y llevan una vida muy saludable, que consideran es lo más importante para tener un buen equilibrio de cuerpo y mente.

En un futuro creen que se inventará una crema de botox para evitar las inyecciones (ahí probablemente en unos años yo me apunte) o que surgirán nuevas toxinas que no sólo rellenen las arrugas sino que también tensen la piel.

Sin duda, todo parece indicar que la búsqueda de la eterna juventud es una lucha de nunca acabar.

Tags:
bellezamujer
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Jesús V. Picón
Sacerdote con COVID-19: No se puede vivir una enfermedad sin la E...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.