Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 08 diciembre |
La Inmaculada Concepción
Aleteia logo
Cultura e Historia
separateurCreated with Sketch.

La razón espiritual del porqué los artistas representan a los santos con una corona

Artemisia Gentileschi | PD

Philip Kosloski - publicado el 02/07/17

Ciertamente no por ningún estatus terrenal

La corona de laurel es un símbolo común empleado en el arte clásico cristiano. En el mundo antiguo la corona significaba muchas cosas y el cristianismo la adoptó para representar a hombres y mujeres santos.

En el mundo grecorromano, la corona se consideraba un signo de nobleza o rango social. Estaba reservada para aquellos con un estatus importante en la sociedad. Además, era costumbre entregarla a los victoriosos de los Juegos Olímpicos, además de a los líderes triunfadores de campañas militares.

En este contexto, la corona era un símbolo de estatus elevado y de victoria.

El cristianismo adaptó rápidamente esta imagen para sus propios propósitos y su significado simbólico puede encontrarse en varias partes del Nuevo Testamento.

Por ejemplo, san Pablo escribe: “El atleta no recibe el premio si no lucha de acuerdo con las reglas” (2 Timoteo 2,5). Más adelante, en la misma carta, continúa con la analogía: “He peleado hasta el fin el buen combate, concluí mi carrera, conservé la fe. Y ya está preparada para mí la corona de justicia, que el Señor, como justo Juez, me dará en ese Día, y no solamente a mí, sino a todos los que hay aguardado con amor su Manifestación” (2 Timoteo, 4,7-8).

En el libro de Santiago, vemos cómo destaca aún más este símbolo: “Feliz el hombre que soporta la prueba, porque después de haberla superado, recibirá la corona de Vida que el Señor prometió a los que lo aman” (Santiago 1,12).

La imagen se repite en otros cuantos pasajes del Nuevo Testamento y se retoma en el libro del Apocalipsis, donde se lee: “Y alrededor de [el trono], había otros veinticuatro tronos, donde estaban sentados veinticuatro Ancianos, con túnicas blancas y coronas de oro en la cabeza” (Apocalipsis 4:4).

Basándonos en estos pasajes, los santos son quienes justamente merecen una corona en el arte, representando su estatus privilegiado como residentes del paraíso y simbolizando su premio por “pelear el buen combate” y “concluir la carrera”. Este es especialmente el caso de los mártires, quienes soportaron semejante sufrimiento en la tierra.

Los santos han superado pruebas, soportado increíbles sufrimientos, aprobando así su examen para estar con Aquel a quien desean sus corazones. Han intercambiado la corona de espinas por una hermosa corona de gloria.

Tags:
artepinturasantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.