Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Murió a punto de nacer su sexto hijo, ¿qué pasó con su mujer?

GILDEMEISTER SALMÓN
Archivo familiar
Comparte

“Uno de los momentos más difíciles fue decirles a estos cinco niños que su papá ya no estaba más acá con nosotros…”

La armonía, ritmos y voz de Eduardo Gildemeister recuerdan a los del cubano Silvio Rodríguez. Con esta canción le canta a su mujer, Úrsula, que “uno es humano”. Y la vida humana conlleva, claro, despedidas.

La despedida de Eduardo fue en 2010, a pocos días de que su mujer diera a luz a su sexto hijo, a causa de una enfermedad desconocida.

“Uno de los momentos más difíciles fue decirles a estos cinco niños que su papá ya no estaba más acá con nosotros”, recuerda Úrsula.

Dos años después, a esta madre de familia peruana le diagnosticaron cáncer, enfermedad de la que pudo recuperarse ayudada por su fe y el amor de su familia. En 2014, regresando de un paseo familiar, su hijo adolescente Tomás murió en un accidente de tráfico.

¿Todo esto tiene un sentido? La respuesta de Úrsula es sencillamente genial.

 

Te puede interesar: La vida del Santo Job se queda corta ante esta familia, pero…

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.