Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Abuelas ‘smart’ para no perder de vista a los nietos

Comparte

¡Su pasión es por la verdadera última generación!

Los abuelos no son un problema. Ellos, si les regalas un celular, se les olvida en la guantera del coche, en espera de una emergencia que, a su parecer, difícilmente sucederá.

El ejemplar sobre el que la ciencia concentra hoy sus interrogantes, es el femenino, la “tecno-abuela”, llamada también “anciana que ha descubierto la computadora y el celular”.

No es una nativa digital, pero es la única que utiliza con tenaz obstinación la función “Ayuda” de la computadora.

Como los niños cuando aprenden a pintar, describe minuciosamente, en voz alta, todos los pasos que hace para acceder a una aplicación (“Ahora voy a Start“, “Ahora clico dos veces para abrir la página”).

La tecno-abuela se crea un perfil en Facebook, obtiene la amistad de los nietos adolescentes, y luego comenta sus fotos en el mar, recordando cuán lindos eran cuando los llevaba durante un mes a alguna ciudad especial durante la primaria. Minando su credibilidad social.

La tecno-abuela está convencida que el navegador satelital trabaja bajo pago de las gasolineras para alargar los itinerarios de los viajeros inconscientes. Por lo tanto lo insulta, y le pide las razones de cada vuelta.

La tecno-abuela, naturalmente, no sabe inglés, por eso vive con impotente frustración la aparición en la pantalla de cada aviso o propuesta comercial escrita en el engañoso idioma del pérfido Albión.

La tecno-abuela posee celulares con tecnología muy avanzada, y se contenta con usar la función “llama”. Cuando, gracias a un pariente complaciente, logra instalar el Whatsapp, lo usa para adherirse a grupos parroquiales donde circulan imágenes de amaneceres sobre el mar con las palabras “Buen día”.

Querida tecno-abuela, sabemos que tu conmovedora obstinación no es otra cosa que el temor a perder el contacto con quien te quiere. Si necesitas hablar, nos contentamos con una invitación a cenar para probar una vez más tu parmigiana de berenjenas. Tienes la ventana abierta, puedes mandarla incluso con la paloma mensajera.

Por Emanuele Fant en Credere

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.