Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 23 febrero |
San Policarpo de Esmirna
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Por qué se llama casulla y qué origen tiene?

sacerdote casulla

Pascal Deloche / Godong

Philip Kosloski - publicado el 25/06/17 - actualizado el 19/09/23

El origen de la ropa que usan los presbíteros en las celebraciones litúrgicas tienen un origen muy antiguo, conoce por qué la Iglesia los conserva actualmente

Cuando vamos a Misa, vemos que el sacerdote lleva una casulla, que es una vestimenta distintiva al margen de cualquier moda actual. Normalmente tiene algún tipo de ornamentación o símbolo en ella y viene en varios colores diferentes.

¿Por qué la llevan?

Desde tiempo antiguos, cada vez que un sacerdote celebraba el sacrificio de la Misa se ponía una especie de poncho enorme que en latín se llama casubla (casulla) que cubría su ropa ordinaria. Esta vestimenta se desarrolló a partir del atuendo romano ordinario de los granjeros, que llevaban una especie de capote grande que les protegía de los elementos ambientales como la lluvia y el viento. Con el tiempo empezó a asociarse a los cristianos, en el siglo III.

Con el cambio de las tendencias de moda, la casulla dejó de ser una vestimenta cotidiana, aunque los sacerdotes la siguieron utilizando. Llegado el siglo VIII, la casulla estaba reservada a miembros del clero y empezó a ornamentarse de forma que reflejara su función sacra.

Las casullas han cambiado con el tiempo

Priest raising Eucharist
Un sacerdote eleva la sagrada hostia durante una misa

Al principio la casulla era enorme y voluminosa, y requería la ayuda de otros ayudantes de la liturgia para sostener los múltiples pliegues y facilitar los movimientos del sacerdote. Con el tiempo su forma y tamaño fue reduciéndose, hasta los casos más extremos y ligeros, como el caso de la casulla de «guitarrón»: sin mangas, muy corta y de forma elíptica o rectangular.

El simbolismo de la casulla se encuentra simbolizado en la oración tradicional que dice el sacerdote antes de ponérsela: «Domine, qui dixisti: Iugum meum suave est, et onus meum leve: fac, ut istud portare sic valeam, quod consequar tuam gratiam. Amen«. Que quiere decir:

Señor, que has dicho: ‘Mi yugo es suave, y mi carga liviana’, haz que la lleve a tu manera y consiga tu gracia. Amén».

Casulla: El yugo de Cristo

La casulla es considerada el «yugo de Cristo» y recuerda al sacerdote que él es «otro Cristo» en el sacrificio de la Misa y que ha de «revestirse del hombre nuevo, creado a imagen de Dios en la justicia y en la verdadera santidad» (Efesios 4,24).

Además, la casulla simboliza la «ropa sin costuras» que llevó Cristo camino de su crucifixión. Es algo que acentúa más la conexión entre el sacerdote, la misa y el sacrificio de Jesús en la cruz. Una ornamentación común de la casulla es una gran cruz en la espalda o el frente de la prenda para consolidar el simbolismo. El color de la vestimenta se coordina con el color simbólico de la fiesta o temporada litúrgica.

Por estas razones, la Iglesia conserva esta antigua prenda, recordando al sacerdote (y al pueblo) que la Misa no es un evento ordinario, sino uno sagrado y sin parangón en la tierra.

Tags:
liturgiasacerdote
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.