Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Wonder Woman: Princesa de Temiscira, defensora de la Humanidad

WONDER WOMAN
Warner Bros. Pictures Diony
Comparte

Logra devolver al género superheroico esa inocencia y ese sentido de la maravilla que se había dejado por el camino en los últimos años

En uno de tantos guiños autorreferenciales de Wonder Woman, Gal Gadot se disfraza con unas gafas idénticas a las que usaba Lynda Carter, la protagonista de la serie La mujer maravilla, para pasar desapercibida.

Pero, de forma indirecta, al recoger esa idea procedente de los cómics de Superman, la película está aludiendo a que su inspiración no está tanto en sus antecesoras en el DC Extended Universe, El Hombre de Acero y Batman v Superman: El amanecer de la Justicia –me permito eludir esa anomalía llamada Escuadrón suicida– como, de nuevo, en el Superman de Richard Donner. No solamente por su uso de una estructura (más o menos) cronológica que arranca durante la infancia de su protagonista, sino también por su tono inocente y esperanzado, devolviéndole al relato superheroico ese aroma a pura aventura clásica que se echa en falta en algunas películas más oscuras.

Y es que Wonder Woman no narra únicamente la llegada a nuestro mundo de Diana Prince (Gadot), sino que el guión de Allan Heinberg, Jason Fuchs y Zack Snyder tiene la inteligencia de devolvernos, a través de su mirada pura, inocente, el reflejo de nuestra propia naturaleza –filtrado a través del hecho de que la acción se sitúe en plena Primera Guerra Mundial, con todo lo que ello supone–, descubriendo nuestras imperfecciones, nuestros defectos, a través de sus ojos.

De ahí que, como en todo relato de superhéroes que se precie, lo importante no sea tanto el relato de aventuras bélicas como el proceso de autodescubrimiento que, dentro de ese marco argumental, atraviesa la protagonista, y que es el que acaba convirtiéndole en ese faro moral, en ese rayo de esperanza, que William Moulton Marston concibió a principios de los años 40.

No es de extrañar, pues, que lo mejor de Wonder Woman esté en cuanto se sitúa a ras de suelo, porque son los momentos en los que su directora, Patty Jenkins, puede cuidar a los intérpretes –sobre todo a Gadot, de la que extrae mucho más encanto y carisma que Snyder en El amanecer de la Justicia– y dejar que la película crezca a través de su interacciones.

Cada vez que ha de adentrarse en lo espectacular, exhibiendo el poderío de sus efectos especiales digitales, la película pierde un poco el equilibrio y se ahoga en su vocación de blockbuster, siendo el mejor ejemplo de ello ese clímax totalmente insípido, descoyuntado, que, en su confusión de épica con exceso –por momentos parece más una adaptación de Dragon Ball que del cómic original–, se aproxima peligrosamente al enfrentamiento con Doomsday de la película de Snyder.

Tras una temporada en la que, salvo aciertos parciales como Deadpool o Logan, el género superheroico parecía estar perdiendo impacto y capacidad de sorpresa, lo cierto es que Wonder Woman, pese a sus limitaciones –lógicas, siendo el enésimo y un tanto desesperado esfuerzo por parte de Warner de insuflarle algo de vida a su universo superheroico–, recupera sensaciones, espíritu y, sobre todo, sentido de la maravilla.

Ahí, y no en sus posibles lecturas feministas –más bien dudosas, sobre todo porque la película no tiene ni siquiera la intención de desarrollarlas–, es donde está el gran valor de una película que demuestra, y ahí DC le ha ganado la partida a Kevin Feige y a Marvel Studios, que una superheroína puede (y debe) protagonizar su propia franquicia cinematográfica conservando la esencia más pura del género.

 

Ficha Técnica

Título original: Wonder Woman

Año: 2017

País: Estados Unidos

Género: Superhéroes

Directora: Patty Jenkins

Reparto: Gal Gadot, Chris Pine, Robin Wright, Danny Huston, David Thewlis, Connie Nielsen

Tags:
cine
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.