¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Chile: Una nueva esperanza para las víctimas de las minas antipersonales

MINAS
Comparte

El Senado aprobó un proyecto de ley que indemnizará a las personas afectadas

No se trata de una mera cifra, sino de personas. “191”, ese es el número del total general de víctimas de minas antipersonales en Chile acreditadas al 29 de diciembre de 2016, en base a datos divulgados por el Estado Mayor Conjunto, reproduce el Ministerio de Defensa.

Es que en las últimas horas se votó por unanimidad en la Cámara de Senadores del país trasandino el proyecto de ley a través del cual será posible proporcionar una reparación y asistencia en su rehabilitación a las víctimas de explosión de estos artefactos y otros explosivos militares abandonados o sin estallar que aún permanecen diseminados en el territorio.

 

 

La mayoría de estas minas fueron colocadas en Chile, principalmente en zonas fronterizas, en momentos de máxima tensión en la década del 70 durante la dictadura de Augusto Pinochet.

“Hay chilenas, chilenos y extranjeros que han sido afectados y por eso tenemos este proyecto de ley permite compensar a todos aquellos que han sido víctimas, incluidos aquellos civiles para que también tengan esta pensión”, expresó el ministro de Defensa de Chile, José Antonio Gómez.

Para el Estado, según reflexionó el propio ministro, representa una obligación “cuando fueron instalados en un momento particular, quedando estos artefactos diseminados en el territorio por muchos años”.

En cuanto a los principales beneficiarios de este proyecto, el texto deja en claro que podrán acogerse a las reparaciones económicas “quienes hubiesen resultado con lesiones o heridas corporales como consecuencia de la explosión de minas antipersonales y los herederos de personas fallecidas a causa del estallido”.

Si la discapacidad de la víctima resulta igual o superior a un 67% la reparación económica será de unos 36.000 dólares. Si es inferior, el resarcimiento también será menor.

También está previsto el aspecto del “reembolso por los gastos médicos en que incurra la víctima y que no fueron cubiertos por el sistema de salud o de seguros”.

Al mismo tiempo, con el avance de este proyecto, Chile podrá cumplir con sus compromisos internacionales.  En 2016, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz -que estuvo presente en la decimoquinta reunión de los países que integran la Convención de Ottawa, espacio que sirve para discutir la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonas-  anunció que su país estará libre de minas antipersonales en 2020.

Y la noticia es por demás alentadora debido a que la meta fijada a nivel internacional es que esto suceda en el año 2025, por lo que Chile se estaría adelantando cinco años.

En aquel momento el propio canciller había ratificado la intención de hacer foco en las víctimas y “avanzar en la protección y en la definición de programas integrales de asistencia”.

Con este nuevo proyecto de ley, que aguarda su promulgación, se confirma este rumbo y representa una nueva esperanza para aquellos que han tenido que vivir el drama de pisar un artefacto explosivo durante su vida y con las secuelas que ello conlleva.

Con información del Ministerio de Defensa de Chile y Cámara de Senadores

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.