Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

5 trucos al momento de afeitar o depilar tus piernas

Comparte

Con estos tips, podrá seguir siendo un fastidio pero no una tragedia hacerlo

Llegó el verano y con las altas temperaturas y la temporada de vacaciones provoca sacar esos shorts o faldas del clóset a pasear. Algunas mujeres prefieren depilar sus piernas con cera caliente y otras optan por la practicidad de la cuchilla, así que daré tips para ambas opciones.

Sin embargo, yo sí recomiendo más la depilación (sobre todo si tienes muchos vellos) porque, aunque duele un poco más, su efecto es más duradero y a menos que seas alérgica al producto o caigas en unas manos inexpertas, te irritará mucho menos la piel. ¡Empecemos!

  1. Escoge el lugar y momento indicado

Sé que esto a veces no es posible porque surge una salida o viaje inesperado. Pero sobre todo con el depilado, trata de evitar los días cercanos a tu menstruación porque estás más sensible al dolor. En el caso de la cuchilla, si vas a la playa, no te la pases el mismo día, porque con el sol y el agua salada, tus poros se pondrán muy rojos e irritados.

Trata siempre hacerlo el día anterior (preferiblemente en la tarde para que luego tu piel descanse durante toda la noche) y no lo hagas toda apurada. Busca un momento en el que tengas tiempo para dedicarte a eliminar los vellitos con calma y hazlo en un sitio donde estés cómoda, ya sea que tú misma te vayas a rasurar (y no querrás hacer un desastre en tu baño ni tampoco aumentar los riesgos de cortarte por andar dándotelas de artista de contorsionismo) o que vayas a una estética (que cumpla con las condiciones higiénicas y cuente con buenas referencias).

  1. Prepara tu piel

El día antes de afeitarte o depilarte, exfolia primero gentilmente tus piernas para remover la piel muerta y ayudar a que salga cualquier vellito que pueda estar escondido o encajado. Además, también es bueno que luego apliques un poco de aceite natural (puede ser de oliva, coco o argán) para que tus piernas estén listas para recibir la cera caliente o las hojillas.

 

  1. Dile no al jabón

Muchas mujeres se afeitan con el mismo jabón que utilizan para bañarse y esto no sólo es poco higiénico sino que además hará que tu piel se reseque muchísimo. Lo mejor es usar cremas de afeitar o, incluso, tu acondicionador de cabello para crear una capa súper hidratante entre tu pierna y la cuchilla.

  1. Estira la piel

Bien sea que tú misma te vayas a depilar en casa (si vas al salón, ya la especialista debe saber esto) o que te pases la cuchilla, estira siempre ligeramente la piel de la zona a tratar con la mano que tengas libre. En el caso del depilado, lo haces justo antes de arrancar la tira para que salga más fácil y sin tanto dolor; y en el caso de la rasurada, para que la superficie sea más lisa y uniforme para reducir la posibilidad de cortes.

  1. ¡Cuida e hidrata!

Luego que termines con todo el proceso, al igual que haces a la hora de limpiar tu rostro, tonifica la piel de tus piernas para cerrar los poros (puedes hacerlo con un poco de leche con agua o usando agua de rosas) y luego aplica crema humectante en toda la zona para que se mantenga suavecita. ¿Te es imposible aplicar tónico en ese momento? Entonces espera unas dos horas antes de humectar. Sí es importante que cierres los poros primero porque si no puedes sentir algo de ardor.

Igualmente, trata que sea la crema más neutra posible, sin tantas fragancias o aditivos (también puede ser gel de sábila). Finalmente, si usas cuchilla, no te olvides de limpiarla con un poco de alcohol y secarla muy bien para que no se oxide y la puedas usarla próximamente sin ningún problema.

Tags:
belleza
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.