Aleteia

Seis frases con las que Helmut Kohl ayudó a cambiar el mundo

Shutterstock-360b
Comparte
Comenta

Ha fallecido el político católico artífice de la unión de Europa del Este con Occidente

Helmut Kohl, el canciller que hizo posible la reunificación de Alemania y la integración europea, ha fallecido este viernes a los 87 años.

Estas son algunas de las frases que muestran cómo el “arquitecto de la reunificación” cambió la historia de su país y del continente europeo.

* * *

 

  • “La paz tiene que ser más que ausencia de guerra” (14 de diciembre de 1995)
  • “La política de integración europea es en realidad una cuestión de guerra o paz para el siglo XXI” (2 de febrero de 1996)
  • “No es aceptable que la Constitución Europea, en oposición a la constitución de los diferentes estados de Alemania y de la constitución federal alemana, non incluya una referencia a Dios” (30 de septiembre de 2005).
  • “Discursos cortos y salchichas largas” (decía a Vanity Fair, en diciembre de 1990, para expresar que el trabajo de un político no es la retórica, sino el servicio a su pueblo).
  • “Yo no estoy tratando de apresurar el proceso; es que nos están empujando” (A la revista Awake!, 22 de diciembre de 1991. Explicación: la idea de la reunificación alemana parecía con frecuencia algo irrealista. Kohl, con estas palabras, se defendía de los ataques de quien consideraba que iba demasiado rápido en ese proceso).
  • “Los visionarios de ayer son los realistas de hoy” (Discurso con su predecesor Helmut Schmidt en “Die Zeit”, 1998)
  • “Mis padres eran cristianos, católicos… Recuerdo que mi madre era una mujer muy piadosa, pero nunca tuvo problemas con otras religiones” (declaración a Vanity Fair, diciembre de 1990, donde se explica que en su adolescencia era monaguillo).

 

 

Newsletter
Recibe Aleteia cada día