Aleteia

El Papa y el C9 estudian que los laicos opinen en la elección de Obispos 

AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO/HO
CITE DU VATICAN, Vatican City : This handout picture released on October 1, 2013 by the Vatican press office shows (LtoR) Cardinal Francisco Javier Errazuriz Ossa, bishop Marcello Semeraro, Cardinal Oswald Gracias, Cardinal Reinhard Marx, Pope Francis, Cardinal Andres Rodriguez Maradiaga, Cardinal Giuseppe Bertello, Cardinal Sean Patrick O'Malley, Cardinal George Pell and Cardinal Laurent Monsengwo Pasinya posing before their meeting. Pope Francis meets today with eight cardinals chosen to look into the reform of the Roman Curia and help him govern the universal Church. AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO/HO
Comparte
Comenta

La principal novedad de la XX reunión de los cardenales que aconsejan al Papa Francisco en la Reforma...

Aunque ya existe un proceso de consultaciones para elegir y nombrar a los obispos, el papa Francisco y el Consejo de Cardenales que lo asesoran en la Reforma de la Curia, ahora estudian la posibilidad de que la voz de los laicos sea escuchada antes de cualquier nombramiento y no sea sólo una opción.

El Consejo de Cardenales (conocido como C9) se ha reunido con el Papa durante tres días (del 12 al 14 de junio). Las sesiones de trabajo han estado dedicadas  a profundizar la forma en que la  Curia Romana puede servir mejor a las Iglesias locales, informó el Director de la Oficina de Prensa, Greg Burke.

Ejemplo, “una consulta más amplia, compuesta también por miembros de la vida consagrada y de laicos, sobre los candidatos propuestos para ser nombrados obispos”, dijo Burke a la prensa.

Según el Código de Derecho Canónico, cada vez que hay una vacante en una diócesis,  el Nuncio propone a la Santa Sede una terna de nombres. Antes se hace una investigación sobre la idoneidad de los candidatos y demás circunstancias.

En este proceso de selección del futuro obispo, se pregunta al Arzobispo metropolitano, a los demás Obispos de la provincia eclesiástica, al presidente de la Conferencia Episcopal, y a algunos personajes relevantes de la diócesis, incluidos sacerdotes.

Lo que cambiaría es que en vez de ser una opción como sucede ahora, en futuro debería ser la regla. En la actualidad si se ve conveniente se puede pedir la opinión de clérigos regulares y seculares así como de laicos “que destaquen por su sabiduría”.

El Papa lo que quiere es que el ‘rebaño’, el fiel pueblo de Dios, también diga lo que piensa. Es imaginable que se consulten fieles laicos de comprobada fe y apego a la Iglesia. La propuesta también incluye a los consagrados; especialmente pensada para las religiosas.

Ellos podrían referir sus reflexiones sobre la conveniencia o no de que el Papa nombre a un determinado clérigo alzándolo a obispo, es decir a sucesor directo de los Apóstoles en la Iglesia Católica.

Entre otras propuestas enfrentadas por el C9 y el Papa, “la posibilidad de transferir algunos poderes de los dicasterios romanos a los obispos locales  o a  las conferencias episcopales, con un espíritu de descentralización saludable”, refirió Burke.

Por ejemplo, “la transferencia del Dicasterio para el Clero a la conferencia episcopal para el examen y la aprobación de:  ordenar sacerdote a un diácono permanente no casado; nuevo matrimonio de un diácono permanente viudo; demanda de acceso a la ordenación sacerdotal de un diácono permanente viudo”.

La próxima reunión del Consejo de Cardenales se llevará a cabo los días 11, 12 y 13 de septiembre de 2017.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día