Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 30 noviembre |
San Andrés Apóstol
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa: ¿Tienes problemas? Reza como un niño: ¡Papaíto, Papi, Tata Dios (¡Abba!) y…!

Antoine Mekary | ALETEIA

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 07/06/17

Francisco invita a buscar la esperanza en la fe de un Padre cariñoso que no puede estar sin sus hijos

“Dios es nuestro papá”. Invocar a Dios en el Padrenuestro es ser “como un niño que se siente amado y protegido por su padre”. Esta es la gran revolución de la oración cristiana, la misma que inició Jesús cuando la enseñó a los discípulos, señaló el papa Francisco en la audiencia general en la plaza de San Pedro este miércoles 7 de junio de 2017.

El Pontífice reveló que la relación de Jesús con su Padre nos enseña que podemos llamar con cariño a Dios: “Abba”, que en una traducción más popular y castellana podría ser Papaíto, Papi, Tata Dios, Papa Dios.

De esta manera, invitó a no resignarnos ante nuestros problemas y preocupaciones. Cuando necesitamos ayuda, “Jesús no quiere que nos resignemos” y nos “encerremos en nosotros mismos”, sino que nos dirijamos al Padre”.

“Con Jesús podemos llamar a Dios: «Abba», un término que muestra confianza y cercanía, y que podríamos traducir por ‘papá’. Dios es nuestro ‘papá’, y llamarle así nos pone en estrecha relación con Él, como un niño que se siente amado y protegido por su padre”, dijo Francisco.

Dios ama a sus hijos, perdona y abraza

El Pontífice remarcó la base de la esperanza cristiana presente en “el misterio insondable de Dios que no puede dejar de amar a sus hijos”.

“Jesús en la parábola del padre misericordioso nos presenta a Dios como un Padre bueno. No actúa al modo humano, sino a la manera divina, ‘amando’ de forma diferente. Cuando el hijo pródigo vuelve a casa, después de haber derrochado todos sus bienes, el padre sale a recibirlo y no le aplica criterios de justicia humana, sino que lo perdona y lo abraza, mostrándole cuánto ha sentido su ausencia”.

Pedir a Dios sin resignarse

Así, instó a pedirle a Dios con confianza por todas nuestras necesidades, desde la más evidente y cotidiana, como la comida, la salud y el trabajo, hasta la de ser perdonados y sostenidos ante las tentaciones. Hay un Padre que esta allí para quitar la soledad, que siempre “nos mira con amor, y que seguro no nos abandona”, dijo.

Sucesivamente, ante 15.000 fieles, sorprendió a los presentes con una propuesta: “Cada uno de nosotros tiene tantas necesidades, y problemas… Pensemos en estas necesidades y problemas. Pensemos también en nuestro Padre que no puede estar sin nosotros y que en este momento nos está mirando. Y todos juntos con confianza y esperanza digamos: Padre Nuestro (…) Amén”.

Minuto por la paz

En otro momento, Francisco pidió unirse a la iniciativa «un minuto por la paz» que se realizará este jueves, 8 de junio (13hora local), en varios países. Se trata de un pequeño momento de oración para recordar el encuentro en el Vaticano, entre el Papa, el fallecido presidente israelí Simon Péres y el presidente palestino, Mahmoud Abbas. “En nuestros días hay tanta necesidad de orar- cristianos, judíos y musulmanes – por la paz…”.

La audiencia general terminó con el canto del Padrenuestro y la bendición apostólica.

Tags:
audiencia generaldiosmiércolesoracionpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
OLD WOMAN, WRITING
Cerith Gardiner
Carta de una mujer de 107 años para luchar co...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.