Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 18 enero |
Santa Margarita de Hungría
home iconA Fondo
line break icon

Trump ha enseñado sus uñas a Europa, pero duda con América Latina

TRUMP

DoD Photo by U.S. Army Sgt. James K. McCann-CC

Donald Trump

Salvador Aragonés - publicado el 05/06/17

La relación de EEUU con América Latina

El Donald Trump más genuino se paseó por las instituciones europeas a golpe de desplantes, broncas y caras serias. Desde una visión insolidaria Trump aplicó su políticaFirst America! Pero no todo fue negativo en su paseo por Europa.

Como se suele decir, una cosa es lo que se dice en una campaña electoral y otra lo que sehace una vez se está en el poder. Las cosas se ven de otra manera. Este es el caso de las relaciones con América Latina, que también es “América”, pues América no comienza y termina en los Estados Unidos. En estas relaciones Trump aparece más dubitativo, menos “sheriff” de como lo ha sido con Europa o los once países miembros del acuerdo comercial del Pacífico (TPP).

De entrada, con Mexico, Donald Trump ya no alardea y amenaza como antes: que si muros, que si expatriaciones, que si cortar el comercio. Mexico – el presidente Peña Nieto– supo cambiar oportunamente la cancillería o Secretaría de Relaciones Exteriores, que ocupa desde primero de año Luis Videgaray, un político pragmático y gran conocedor de la economía. El canciller no ha hecho más que viajar y mantener contactos bilaterales con los estados (Canadá, Brasil, Panamá, España…).

De momento Trump no abandonará el TLCAN o NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte, firmado en los primeros años 90), como anunció en campaña, aunque se puede perfeccionar y ponerlo al día. Tampoco va a poder construir el “muro” porque el Congreso no le ha dado dinero para ello. Y las expatriaciones, ya veremos ¿Se habrá dado cuenta Trump de que las relaciones entre los Estados Unidos y América Latina son complejas y diversas? Porque lo son.

Es cierto que Estados Unidos ha recortado presupuestos para la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, y en consecuencia esto afectará a Colombia y Venezuela. En cuanto a Cuba, Trump no ha definido una política todavía y sigue en las dudas, lo mismo que con las relaciones con la OEA (Organización de Estados Americanos), Mercosur y ALBA (La Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe) o con Brasil.

La política de Trump para América Latina todavía debe aclararse. Un país que clama al cielo, por su caótica situación política, económica y de derechos humanos, es Venezuela: ¿qué va a hacer la administración Trump? 

Europa

Mucho más clara, y acorde con lo que dijo en la campaña electoral, es la política de la administración Trump con relación a Europa y, en parte, con la NATO. Visitó Oriente Medio y Europa a finales de mayo, se reunió con el G-7 en Sicilia (los ocho países más desarrollados del mundo) y con el papa Francisco.

Dejando al margen la visita al papa Francisco, lleno de cortesía, a pesar de los desacuerdos (migraciones, “muros”, cambio climático), en la visita a la sede de la NATO en Bruselas y a la Unión Europea, Trump enseñó su rostro más brusco y maleducado. No solo en sus gestos, sino también en sus palabras.

En primer lugar, ya advirtió que no era amigo del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático y se ha retirado de ese acuerdo, ente las airadas protestas dentro y fuera de su país. Manifestó su muy escaso interés por las instituciones de la Unión Europea, por el trato mínimo dispensado al presidente del Consejo de Europa, Donald Tusk, y al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Exteriorizó su predilección por el nuevo presidente francés, el jovenEmmanuel Macron (quería hacerse perdonar su predilección anterior por Marine Le Pen, líder de la extrema derecha), y su irritación con Angela Merkel y Alemania. Trump en estos momentos no tiene aliados de confianza en Europa.

Es difícil que la Francia de Macron se vuelva ahora muy pro-americana, cuando siempre ha mantenido sus distancias con Washington desde la época de Charles de Gaulle. Macron es un presidente todavía por descubrir, aunque su línea pro-europeísta está fuera de duda, como lo demostró recientemente en su entrevista con Vladimir Putin.

Con Alemania, Donald Trump se comportó como su fuera el presidente del consejo de administración de USA. Analizó dos temas: el fuerte déficit comercial de su país con Alemania, cifrado en 64.000 millones de euros (hasta amenazó con una “guerra comercial” con Alemania) primero, y segundo la poca aportación de Alemania al gasto militar de la NATO, la Organización delTratado del Atlántico Norte. Hay que destacar que Alemania tiene un superávit comercial global del 127 por ciento y mejorando cada año.

La NATO establece que el gasto militar de los 28 países miembros sea del 2 por ciento de su Producto Interior Bruto, pero en estos momentos solo lo cumplen cinco países: USA, Gran Bretaña, Polonia, Estonia y Grecia. Los 23 países restantes tienen un gasto en defensa inferior al 2 por ciento, entre ellos Alemania (1,2 por ciento), España (0,9), Italia (1,0), Dinamarca (1,2), Holanda (1,2), Noruega (1,5) y Francia (1,8). Seguramente hay que reestructurar el gasto en el seno de la Alianza Atlántica, pues por ejemplo España es el segundo país que menos paga, pero también el segundo que contribuye con más hombres en misiones de paz. Y Grecia su gasto militar principal consiste en comprar armamento a los Estados Unidos.

Como dice Ángela Merkel, Europa deberá aprender a funcionar sin contar con los Estados Unidos. En el tema de defensa Donald Trump se dio cuenta de la necesidad de cooperar con los países euroatlánticos por la mayor necesidad hoy de información y más tecnología en la lucha contra el primer enemigo: el terrorismo. Sin embargo, los países europeos han venido sesteando y dedicando un menor porcentaje de su PIB en defensa. Ahora sus gobiernos deberán afrontar la impopularidad de gastar más en defensa en contra del criterio de los movimientos populistas de izquierda. Es el eterno problema de la mantequilla y los cañones.

Tags:
europaTrump
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una...
WOMAN PRAYING
Felipe Aquino
La increíble fuerza de la oración de una madr...
ALFONSO MAYORGA;
Macky Arenas
Una familia de hermanos, a punto de un record...
BLESSED CHILD
Philip Kosloski
Pide la protección de Dios sobre tus hijos co...
Carmen Neira
Los últimos días de Robin Williams, el cómico...
Jesus Colina
Histórico: Descubierto un impactante Cristo d...
MARTIN LUTHER KING
Jaime Septién
Las impactantes palabras de Martin Luther Kin...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.