Aleteia

Cómo los monjes que ayunaban en la Edad Media nos dieron los pollos que tenemos hoy

Shutterstock
Comparte
Comenta

La evolución del pollo podría haber sido motivada por una norma que prohibía el consumo de carne

Unos científicos han descubierto que el pollo moderno surgió en plena Edad Media y sugieren que el ayuno cristiano es el responsable de esta evolución, según informa News.com.au.

En una época en la que el ayuno religioso –en particular siguiendo la Regla benedictina que prohibía comer “carne de animales de cuatro patas”– se hizo habitual, incrementó el consumo de pollo y huevos, según señalan investigadores de la Universidad de Oxford.

Las gallinas que ponían más rápido, los pollos menos agresivos y capaces de vivir en estrecha compañía de sus congéneres, sobrevivían como resultado de la selección natural, concluía el estudio.

Los investigadores identificaron la variante genética responsable de estos rasgos y, según informa News.com.au, descubrieron que solo la portaban el 40% de los pollos que vivían hace 1.000 años (así que no todos los pollos de entonces eran “tan pollos” como ahora, según parece). Hoy día, todos los pollos modernos domesticados llevan el gen.

“Este estudio muestra lo sencillo que es convertir un rasgo en algo fijo en un animal en un abrir y cerrar de ojos evolutivo”, escribía la directora de la investigación, la doctora Liisa Log, en el estudio publicado en la revista Molecular Biology and Evolution.

Pueden leer el artículo completo aquí.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día